INICIO
Divina Atalaya
Miguel Atalaya
- Audios mp3 -
-Audios 2011-
-Audios 2010-
Chat Kadosh LaPlumaDivina
Nuestra Declaración de Fe
Testimonio
¡Rabbani!
¡Te llama!
¡¡Arrepentíos!!
Amanecer
Shalom
Regenerado
El Papa Judío
H. Pittman
Estudios Bíblicos
ISRAEL
Tanaj - Biblia
Diego Ascunce
Enlaces
CONTACTO
OFRENDAS
web laplumadivina







Captúralo y descarga
la app de
La Pluma Divina
en tu smartphone
o tablet gratis:
















Amanecer



Amanecer
(Mensaje emitido en la (((Radio LaPlumaDivina))) en vivo el 28 de agosto de 2010)

¡Baruj HaShem Yahweh! Nuestro Elohim viviente. Es el Nombre de Yahweh, el Creador de los cielos y la tierra y del ser humano. Así como todos los humanos tenemos un nombre propio, nuestro Creador también tiene Su Nombre propio que es: ¡Yahweh! Así como los nombres de los seres humanos, pues no pueden ser puestos como nos de la gana… traducidos… porque el nombre propio no puede ser traducido, aunque signifique en otros países otra cosa… así también el Nombre del Creador de los cielos, la tierra y nuestro, tiene Su Nombre propio. No se le puede invocar con otros nombres ¡porque no te va a hacer ni caso! Pero es curioso… los “elohim” paganos de todas las culturas, pues, así como les pusieron los nombres, en todos los países les nombráis con los nombres que se les pusieron… ¿Cómo es posible que el ser humano se atreva a poner a nuestro Elohim viviente otro nombre? Se os está enseñando claramente y lo tenéis escrito en la Biblia del hebreo al español, que el Verdadero Nombre es Yahweh. ¡Hasta en el Interlineal del hebreo al español pone Yahweh! ¡y eso que el Interlineal del hebreo al español es católico! ¿Cómo es posible que los cristianos evangélicos, bueno todos los cristianos, ¡seáis tan burros!, y os atreváis a cambiar el Verdadero Nombre de nuestro Elohim viviente Creador de los cielos, la tierra y de nosotros? ¡Eso es falta de temor, falta de temor a Yahweh! Porque estamos en el último tiempo y a los que son sus verdaderos hijos, Yahweh les da a conocer Su Verdadero Nombre.

¡Pero no todos somos hijos del Creador! Y los hijos de las tinieblas, los que arrastráis la primera muerte espiritual, no vais a la luz que es Yahshua el Mashíaj, preferís nombrarlo “Jesús”, “Jesucristo”, porque está escrito en vuestras Biblias o porque… durante siglos y siglos se os ha enseñado “Jesucristo, Jehová”, “Jehová, Jesucristo”… pero no habéis buscado verdaderamente al “elohim” que os han enseñado… Yo, hace 34 años, lo acepté, pero… lo acepté como “Jesucristo” ¡pero nací de nuevo! Y en el tiempo de mi Elohim viviente, me dio a conocer Su Verdadero Nombre. Siempre os lo he dicho. Y siempre buscaba andar en el temor del Creador. ¿Y quién mejor que el Creador que conoce mi corazón sabe si era sincero o no?

Todos sabemos claramente que “las historietas” se cambian según las culturas; pero siempre quedan unas crónicas escritas, de la realidad, aunque gobiernos (y sobre todo gobiernos religiosos) lo han estado escondiendo ¡no solamente los rabinos judíos ortodoxos!, sino la “santa madre iglesia cristiana apostólica de Roma”. Siempre Roma ha estado en contra de las Verdaderas Escrituras de la senda antigua. Siempre Roma ha estado en contra del único Salvador, único Mediador, que es Yahshua el Mashíaj. ¡No solamente los rabinos ortodoxos judíos que escondieron el Nombre y que rechazan a Yahshua el Mashíaj! Pero no todos los judíos (o hebreos) son rabinos ortodoxos; porque también hoy en día hay muchos judíos israelitas que sí conocen el Verdadero Nombre del único Salvador, único Mediador, que es Yahshua el Mashíaj, y sus corazones han sido redimidos por la preciosa sangre que Yahshua el Mashíaj derramó en la estaca de ejecución, en el madero, y son fieles y obedientes al Ruaj HaKodesh que vive en sus corazones y no cuestionan a su Elohim viviente Yahshua el Mashíaj. Pero los religiosos, los que creéis que sabéis las Escrituras (llámense cristianos o no) sois los que siempre estáis cuestionando a la Palabra y la Palabra es Yahshua el Mashíaj. Los cristianos y no cristianos ¡hoy en día los cristianos evangélicos!, sois los que más cuestionáis las Sagradas Escrituras, invocáis nombres paganos y sabéis claramente que las Sagradas Escrituras, vuestras Biblias, vienen del griego pasando por la vicaría de Roma. La iglesia cristiana evangélica es una de las hijas de la iglesia cristiana católica apostólica de Roma, así como Roma (la iglesia eh ¡la iglesia cristiana católica!) es antiToráh, antiPentateuco, anti los cinco primeros libros de las Biblias que tenéis, así también los cristianos evangélicos sois antiToráh, antiPentateuco, anti los cinco primeros libros de la Biblia, ¿qué diferencia hay de la mamá Roma a la hijita evangélica? ¡Ninguna! ¡¡¡Ninguna!!! Pensarlo por ahí…

Los rabinos ortodoxos saben la Toráh, los judíos saben la Toráh, solo que niegan a Yahshua el Mashíaj. Condenación eterna tienen. Los cristianos evangélicos decís que creéis en “Jesucristo”, Jesucristo es un nombre pagano viene del griego (lo vuelvo a decir). El Nombre del único Salvador y Mediador es Yahshua, viene del hebreo, senda antigua. Pero sois antiToráh, desecháis las Instrucciones y Mandamientos de nuestro Elohim viviente, el Creador, Yahshua el Mashíaj. Y los católicos, lo mismo. Los católicos van más lejos porque han enseñado durante siglos que la mediadora es “María”, la virgen María, cuando está escrito en su propia Biblia católica que el único Salvador y Mediador es “Jesucristo” ¡¡¡qué confusión!!! ¡¡¡qué confusión más terrible!!! Pero en la Biblia católica apostólica romana ¡¡¡no pone que la virgen María es la Mediadora!!! ¡¡¡más confusión encima!!! Pero en las enseñanzas de la iglesia católica romana, en los libros, sí lo han puesto así. ¡¡¡Millones y millones de cristianos católicos muriéndose físicamente apareciendo en el Infierno!!! ¿La culpa la tiene la iglesia de Roma? ¡¡¡No!!! La culpa la tiene el ser humano, el individuo, el individuo que no busca a su Elohim a su Creador viviente. Porque si el individuo, la persona, buscase verdaderamente cómo servir a su Creador, su Creador se le manifiesta y le enseña. Hay muchos seres humanos que no saben leer pero sí escuchar.

Todo ser humano ya nacemos del vientre de nuestra madre con la primera muerte espiritual pero sabemos hacer el bien y sabemos hacer el mal. Sabemos lo que es correcto y sabemos lo que no es correcto; pero nos gusta hacer lo que no es correcto ni ante “Dios” (como habláis, así) ni ante los hombres. Todo ser humano sabe hacer el bien y hacer el mal. Os gusta hacer el mal porque amáis el pecado, la desobediencia, y por una desobediencia entro el pecado en el ser humano, en todos, viene desde Adán y Eva. Cuando Adán y Eva tomaron el fruto prohibido supieron que estaban desnudos y por eso se taparon cuando el Creador los llamaba. Al entrar en su corazón el pecado supieron el bien y el mal. Todo ser humano arrastramos la muerte espiritual pero sabemos lo que está bien y lo que está mal, todos. Yo siempre he puesto este ejemplo con los niños, que siempre os ha pasado a todos, nos ha pasado a todos: si hay un enchufe de la luz con dos agujericos… ¡niño no metas ahí los dedos!... basta que le digas al niño pequeñito que no meta los dedos ¿a que mete los dedos? ¡espíritu de desobediencia desde niños!

Vosotros ponéis leyes: ¡no robarás!, basta que me digan que no robe ¡para robar! En las Instrucciones de la Toráh también dice: ¡No robarás!, basta que dice nuestro Elohim viviente nuestro Creador que no robemos… ¡todo el mundo a robar!; ¡No mentirás!, basta que está escrito que no mentirás… ¡mentís como cosacos!, es decir, os entra como cosacos ¡a tope! La desobediencia está en el corazón del ser humano. La rebelión está en el corazón del ser humano. La ingratitud está en el corazón del ser humano. El mal está en el corazón del ser humano. ¡Qué pocos son los que hacen bien! ¡Qué pocos son los que acuden al llamado de su Elohim viviente nuestro Creador Yahshua el Mashíaj!

Europa, Latinoamérica, habéis sido enseñados (el que más o el que menos) en un convento de monjas o en un convento de frailes, a todos se os ha enseñado la Historia Sagrada. Si sois católicos, las monjitas o los frailicos os han enseñado la Historia Sagrada ¡hasta películas de Hollywood hay! Todos sabéis, el que más o el que menos, la historia de Israel cómo nuestro Elohim viviente, que llamáis “Dios” pero es Yahweh Su Nombre, sacó a los israelitas de Egipto, de Faraón, prototipo de ha satán que estaban esclavos y con Moisés fueron introducidos en el desierto y después los que quedaron entraron en la Tierra Prometida con Josué y Caleb, hasta el día de hoy. Todos, el que mas o el que menos, habéis leído la Historia Sagrada, habéis leído el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, ¿concuerdan con vuestra vida? ¿realmente concuerda con lo que estáis practicando en vuestra vida? Porque si no concuerda estáis muertos en vuestros delitos y pecados. ¿Podéis obedecer? ¡Queréis pero no podéis! Queréis libraros del espíritu de la mentira ¡pero no podéis! Porque arrastráis la primera muerte espiritual y sois esclavos de Faraón, ha satán, el adversario, ¡el adversario! Y mientras es uno esclavo de ha satán, ha satán no permite, no quiere, que sus hijos conozcan la Verdad. Ha satán sabe perfectamente que la Verdad está en Yahshua el Mashíaj.

El ser humano tiene la mente cerrada y si tienes la mente cerrada no puedes entender nada. Tiene los ojos espirituales cerrados ¡que no ve! Y si tus ojos espirituales están ciegos ¡no puedes ver nada! Arrastra la primera muerte espiritual ¡ama el pecado! Y practica lo que su padre le manda ¡no precisamente el Creador! sino el “dios” de éste Mundo para que entendáis y el dios de éste Mundo es ha satán. Todo aquel que practica el pecado es hijo de ha satán. Lo que más le encanta a ha satán son los religiosos, les hace creer a los religiosos que saben mucho ¡pero no saben nada! Porque hoy en día ningún religioso, que se considere religioso, ¿verdad que no sabéis que estáis adorando a ha satán? Porque si mentís estáis adorando a ha satán. Si os arrodilláis ante las imágenes y esculturas estáis adorando a ha satán. Si no guardáis el Sábado, que es Kadosh, estáis adorando a ha satán. Juzgáis, estáis adorando a ha satán. Deshonráis a vuestros padres estáis adorando a ha satán. Matáis, mentís, robáis, codiciáis los bienes ajenos, etc. y adulteráis y fornicáis y os masturbáis y os casáis hombres con hombres, y mujeres con mujeres, blasfemáis el Nombre de nuestro Elohim viviente nuestro Creador, escondéis el Nombre Verdadero de nuestro Elohim viviente nuestro Creador que es ¡Yahweh!, rechazáis al único Salvador y Mediador que hay entre el Elohim viviente Yahweh y los hombres que es ¡Yahshua el Mashíaj! En una palabra hacéis lo contrario de los Mandamientos e Instrucciones puestos por Yahshua el Elohim viviente que es nuestro Creador; porque fue Yahshua quien dio las tablas de La Ley a Moisés, escritas por Su propio dedo, por el dedo de Yahshua nuestro Creador. Y todo aquel ser humano que hace lo contrario de los Mandamientos e Instrucciones dados por nuestro Creador es hijo de ha satán ¡eso es adorarlo a él! ¡a ha satán! Porque hacéis los dictados que ha satán os manda. Porque sois esclavos de él.

Porque todo ser humano nace con la primera muerte espiritual. Al nacer con la primera muerte espiritual tenemos tendencia, todos, a hacer lo malo ¡nos gusta hacer lo malo! Queremos dejar de hacer lo malo ¡pero no podemos! Y entonces, sacamos falsas doctrinas de “moralidad” pero ¡el Infierno está lleno de tanta falsa moralidad! Que es otro espíritu de ha satán, o de “los buenos modales”, hay mucha gente que tiene “buenos modales” ¡pero están muertos espiritualmente! Y cuando Yahshua se os manifiesta ¡Yahshua se os manifiesta!, parece ser que la luz de Yahshua ¡os quema los ojos!, y rechazáis ¡la luz del Mundo! ¡que es Yahshua el Mashíaj!, y no queréis salir de vuestras prisiones espirituales ¡no queréis dejar de pecar! ¡no vais a la luz! ¡no vais a la luz que es Yahshua! ¡no vaya a ser que os muráis!, como las moscas van a la luz… y se mueren… se quedan fritas en esos aparaticos que hay… ¿eh?... o las avispas, o los bichos… Vosotros, seres humanos, no vais a la luz ¡no vais a la luz! ¡no queréis morir!, para que Yahshua viva en vosotros.

Yahshua os está llamando a las Dos Casas de Israel, a Efraín y a Judá, y también al extranjero ¡Él os quiere liberar! Porque solamente en Yahshua está la libertad ¡la auténtica!, esa que dice el Mundo… ¡sois libres!... esa es ficticia, esa es mentira, proviene de ha satán. Porque solamente la verdadera libertad ¡solamente está en Yahshua el Mashíaj! El que murió en la estaca de ejecución, derramó su sangre y resucitó. El que se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y a los Suyos vino y los Suyos no le recibieron, los israelitas, los judíos, más a todo aquel que le recibió entonces le dio la potestad de ser llamado hijo del Elohim viviente Yahweh Yahshua. Hoy en día hay muchos israelitas, efraimitas, que estáis escuchando la voz del Pastor de pastores, la voz del Elohim viviente del Creador y le estáis dando la espalda. Millones de seres humanos judíos e israelitas efraimitas estáis muertos en vuestros delitos y pecados ¡estáis enfermos físicamente! ¡espiritualmente muertos, físicamente enfermos¡ ¡y muchos empobrecidos!, y no paráis de pedir prestado ¡¡¡cuando el pueblo de Israel tenía que ser cabeza y no cola!!!

El pueblo de Israel es un pueblo, se le puede llamar ¡privilegiado!, pues nuestro Creador sacó a nuestros padres de la esclavitud de Faraón ¡estaban en esclavitud! ¡vivían como esclavos! Y Él usó a Moisés para meter a nuestros padres en el desierto ¡para ser discipulados, formados, por nuestro Elohim viviente nuestro Creador Yahshua! ¿Y qué pasó? Que el pueblo, ¡el pueblo en el desierto no paraban de murmurar, de criticar, juzgar a nuestro Elohim viviente el Creador que los había sacado de Egipto y al líder Moisés que Yahweh Yahshua había puesto y Yahshua le dio las tablas, o sea la Toráh, a Moisés! Y todos prometieron ¡servir y hacer caso a Yahweh! Pero se rebelaron, desobedecieron. Muchos querían ser más que Moisés. Muchos tenían envidia ¿por qué a Moisés? ¿por qué a Moisés? ¿por qué a Moisés? Hoy en día pasa lo mismo. Porque cuando el Creador escoge a un hombre para una tarea, para un ministerio, para un liderazgo ¡los demás miembros de las congregaciones envidia, celos!, ¿y por qué a él y no a mí?, ¿y por qué se le manifiesta a él y no a mí? Es Yahweh nuestro Creador quien sabe el corazón del ser humano ¿no? y sabe si el corazón de ese ser humano lo busca y quiere servirlo en espíritu y en verdad ¿no? Pero os diré que un corazón que tiene envidia de lo que tiene su prójimo, ese corazón envidioso ¡no ha nacido de nuevo! ¡sigue con la primera muerte espiritual! Pero el corazón, tal vez, del líder que ha puesto Yahshua, resulta que el corazón del líder ya ha sido redimido por la preciosa sangre que Yahshua derramó en la estaca de ejecución.

El corazón de Moisés había tenido ya el encuentro con Yahweh su Elohim viviente con su Creador antes de que iría a Faraón. ¡Había tenido un encuentro ya, personal! ¡Había nacido de nuevo! Solamente Yahweh Yahshua se revelaba a Moisés, en el Monte Sinaí. Porque el corazón de Moisés ya había sido transformado. Cuando estaba con Faraón tenía el corazón de piedra y Yahweh lo estaba llamando y él acudió al llamado del Elohim viviente nuestro Creador, lo introdujo en el desierto. Cuando fue introducido ya en el desierto y el corazón de Moisés era un corazón de carne, ya no era el corazón empedernido por el pecado, ya no arrastraba la primera muerte espiritual, ya lo estaba formando Yahshua en el desierto. Con su suegro 40 años estuvo. Con Faraón 40 años estuvo. Y en el desierto con todo el pueblo israelita 40 años. Ciento veinte. Yahweh lo eligió. Estuvo con Faraón porque estaba preparado, lo estaba preparando Yahweh en persona. Lo llevó con su suegro. Yahweh se manifestó a él y lo estuvo preparando a solas ¡a solas!

Yahshua está llamando a Su pueblo Israel, efraimitas y judíos, y también al extranjero. Y el hombre que quiere servir a su Elohim viviente tiene que servirlo en espíritu y en verdad. Yahshua nos saca de la esclavitud de Faraón, pasamos por el Jordán y nos mete en el desierto. ¿Para qué nos mete en el desierto? ¡Para prepararnos personalmente! ¡Para discipularnos personalmente! Él nos va quitando todas las “taras” que traemos de “atrás”, nos va purificando como al oro. El oro cuando es sacado de la tierra, de la montaña, es purificado por fuego. Yahshua nos purifica por fuego si somos obedientes, si verdaderamente le queremos servir a nuestro Elohim viviente como Él quiera no como tú quieres ¡ya te has divertido bastante, ya has hecho lo que tú creías o te parecía cuando eras hijo de ha satán! ¡él te lo permitía todo! ¡todo! ¡ha satán te lo permite todo! ¡te lo da todo y luego te lo quita de un plumazo! ¡y luego te hace guerra! ¡te hace guerra!

Cuando aceptamos a Yahshua como nuestro único Salvador le rendimos nuestro corazón ¿no? Si le rendimos todo nuestro corazón, nuestro corazón es purificado, redimido, por la preciosa sangre que Yahshua derramó en la estaca de ejecución, en el madero, derramó Su sangre y resucitó ¡está vivo! Si yo le rindo todo mi corazón ya no me pertenezco. Si yo le rindo a Yahshua todo mi corazón, significa que Miguel muere (digo Miguel porque mi nombre es Miguel). ¡Ya no me pertenezco! He sido ¡comprado! Por la preciosa sangre que Yahshua derramó en la estaca de ejecución. Por tanto, si he sido comprado ¡yo no puedo hacer lo que a mí me de la gana! Si verdaderamente he nacido de nuevo de agua y del Espíritu del Creador ¡yo no puedo hacer lo que me da la gana! Sino que ¡soy obediente total al Espíritu de mi Creador Yahweh Yahshua! Y es Él quien me da entendimiento, conocimiento y sabiduría ¡mi opinión no cuenta! Él es el que sabe, mi Elohim viviente, mi Creador y Redentor. Ahora, hay otros que dicen que han nacido de nuevo ¡pero no son obedientes! ¡no quieren ser discipulados por Yahshua! ¡quieren seguir viviendo su vida! (según dicen ellos…).

Cuando arrastramos la primera muerte espiritual ¡pensamos!, que estamos viviendo nuestra vida ¡¡¡nuestra vida!!! ¡porque como ya ha satán nos tenía tan cerrados nuestra mente y nuestros ojos! ¡pensábamos que era nuestra vida!¡y éramos hijos de ha satán! ¡hacíamos lo que ha satán practica!, la mentira, el robo, confusión, etc. Al ver la luz de Yahshua y oír su llamado, si somos rápidos y nos vamos disparaos a esa luz, aceptamos verdaderamente el sacrificio que Yahshua hizo en la estaca de ejecución, le invitamos que sea nuestro Amo (Adón en hebreo), al nacer de nuevo dejamos de ser hijos de ha satán, ya no es nuestro amo ha satán, nuestro Amo es nuestro Elohim nuestro Creador Yahshua. Al perseverar en Yahshua ¡somos libres! ¡en Yahshua! Si tenemos el Espíritu de Yahshua, el Espíritu de Yahshua nos lleva a la Toráh, a los Mandamientos, a las Instrucciones dadas por el Creador. Al leer las Instrucciones, los Mandamientos los ponemos por obra en Yahshua ¡porque hemos nacido de nuevo! El Espíritu de Yahshua nos lleva a la Toráh ¡ya no vamos diciendo que Yahshua vino a abolir la Toráh! Porque hemos sido rescatados del engaño de ha satán ¡liberados por la preciosa sangre que Yahshua derramó en la estaca, en el madero! Y ya nos convertimos en obedientes al Ruaj HaKodesh, al Espíritu de Yahshua el Mashíaj. Y el Espíritu nos lleva, nos va mostrando enseguida ¡que seamos sumergidos! Y nos pone con un verdadero talmid, discípulo de Yahshua el Mashíaj, para que seamos sumergidos en agua. ¿Vais entendiendo?
Pasamos el Jordán, somos introducidos en el desierto. Y en el desierto ha satán va a estar atacando ¡eh! Ha satán ataca fuerte en el desierto. Ha satán ¡no quiere perderte amigo! ¡¡¡Quiere que vuelvas a Egipto!!! De donde fuiste sacado. En Egipto es prototipo Mundo, donde todo está permitido según el “elohim” de ese Mundo que es ha satán. En el desierto somos tentados a volver a Egipto. Si hemos puesto total confianza en Yahshua, si hemos nacido de nuevo verdaderamente, al nacer de nuevo nos damos cuenta de dónde Yahshua nos ha sacado. Si amamos a Yahshua no le desobedecemos, no nos volvemos para atrás. No nos volvemos a ser esclavos e hijos del enemigo. Porque ya tenemos el Espíritu de adopción, ya somos hijos de nuestro Elohim viviente Yahweh Yahshua. ¡No nos deja huérfanos! Ya tenemos entonces un Papito Celestial que es Yahweh! Al invitar a Yahshua a entrar en nuestro corazón ¡mayor es el que está en nuestro corazón que el que está fuera! Porque antes nuestro corazón era de ha satán, por eso practicábamos el pecado. Pero al invitar a Yahshua la sangre preciosa que Yahshua derramó en la estaca de ejecución pues nos ha perdonado y nuestro corazón está más blanco que la nieve ¡está blanco! Nuestros pecados han sido borrados por la preciosa sangre que Yahshua derramó en la estaca de ejecución, en el madero. Ya no somos desobedientes a la Toráh sino somos obedientes y queremos saber más y más y más de Yahshua el Mashíaj que es nuestro Pastor, nuestro único Guía, nuestro Maestro y Yahshua nos empieza a enseñar en el desierto individuo por individuo, personalmente, a solas. Te pone un líder, cuando llega el momento te pone un líder, un pastor, por eso se llama Pastor de pastores. Si no obedecéis al pastor que veis ¿cómo vais a obedecer al Pastor que no veis que es Yahshua?

El pastor que ha sido puesto por Yahshua, nos pone ese líder para que le obedezcamos, y ese pastor recibe las Instrucciones de su Pastor que es Yahshua. Tú también recibes las Instrucciones de tu Pastor personalmente pero también te manda que vayas y le preguntes al líder que Él te ha puesto. La tendencia de los cristianos evangélicos es “escoger pastor”, si no le gusta el pastor (porque no todos los pastores son verdaderos ¡claro está!); pero si has nacido de nuevo el Espíritu de Verdad que está en ti, en Yahshua, te va a indicar si ese hombre ha sido puesto por Yahshua o no. Porque al nacer de nuevo Yahshua nos da el discernimiento espiritual en Yahshua. Yahshua, sabe perfectamente que vamos a ser atacados por ha satán en el desierto y Yahshua sabe perfectamente que anda como león rugiente alrededor nuestra buscando a quién devorar y sacarlo de la manada, a esa ovejita o a ese corderito para comérselo. Yahshua por eso pone pastores, maestros, mensajeros, etc. Pero una cosa es lo que Yahshua pone y otra cosa es que tú quieras “hacerte pasar por pastor” por academia, por instituto, etc.¡¡¡Ahí está el peligro!!! ¡¡¡Esos son los lobos!!! ¡¡¡Los cocodrilos que se comen a las congregaciones!!! Un pastor, un líder, puesto por Yahshua, le acompañan los frutos del Ruaj HaKodesh que es el Espíritu de Yahshua. Uno de los frutos es la misericordia por las almas, el amor sincero por las almas. El pastor no va robando los diezmos a la congregación, exigiendo diezmos. El pastor no va saqueando las casas de las viudas, desechando a las ovejas. Hoy en día los pastores que se han puesto a sí mismos (hoy en día porque estamos en el siglo XXI, pero esto es muy viejo, esto viene de muy atrás), hoy en día hay hombres y mujeres ¡cómo no!, la mujer si no se pone por encima del hombre ¡revienta!, os hacéis pastores “de academia” (como digo yo) de Instituto Bíblico. Decís que habéis nacido de nuevo y enseguida ya queréis ser consejeros, profetas, pastores… y si no lo conseguís de una manera… ¡pues, ahora por Internet!... ¿Verdaderamente Yahshua os llamó para ser pastores? ¿profetas? ¿o vais por el dinero de las congregaciones? Porque, a mí me vienen vía teléfono, vía Internet, en persona, miembros de iglesias evangélicas, y no evangélicas, que me dicen sus problemas y les mando a su pastor y me dicen: “que el pastor no tiene tiempo, no se preocupa de las congregaciones, siempre está viajando”… ¡No se preocupa! ¡Es terrible eh! Porque si un pastor… yo veo claramente que si el pastor no se preocupa de las ovejas ¡ese pastor es un pastor asalariado! ¡que va por negocio! ¡¡¡por negocio, trasquilando a las ovejas!!! Ese pastor o ese líder no es nacido de nuevo, no le acompañan los frutos del Espíritu de Yahshua el Mashíaj. Por tanto ese pastor o ese líder se ha puesto porque quería tener un puesto relevante por encima de los demás y así engañar a los incautos cristianos (y si no son cristianos pues de otras religiones…). Total, toda persona que no ha nacido verdaderamente de agua y del Espíritu de Yahshua ¡¡¡es un lobo!!! ¡¡¡es un agente de ha satán!!! Y ya sabemos para qué está el adversario ¡¡¡para que no acreditéis en Yahshua!!! Para que vuestras almas cuando os muráis físicamente sean arrojadas al Infierno.

El pastor puesto por nuestro Elohim viviente Yahweh Yahshua le acompañan los frutos del Ruaj HaKodesh del Espíritu de nuestro Elohim de nuestro Creador, y tiene misericordia por todas las almas ¡no hace acepción de personas! ¡¡¡tiene amor por las almas!!! ¡¡¡por todas!!! ¡¡¡hasta por sus propios enemigos!!! Y sus propios enemigos se entiende que le están difamando, deshonrando, ultrajando, persiguiendo, injuriando, etc., etc. Ese pastor o ese líder ¡¡¡perdona!!! ¡¡¡a sus enemigos!!! ¡¡¡y deja la justicia para Yahshua!!! El líder nacido de nuevo o la oveja nacida de nuevo o el corderico nacido de nuevo ¡¡¡jamás se venga de un ser humano!!! ¡¡¡jamás!!! Ama a ese ser humano ¡¡¡lo trate ese ser humano como lo trate!!! ¡¡¡lo sigue bendiciendo y lo sigue amando y deja la justicia para Yahshua!!! Si eres un pastor nacido de nuevo ya sé que no vas a robar ni mentir al rebaño que Yahshua te ha puesto porque tú eres responsable de ese rebaño ante Yahshua el Mashíaj. Y así como Yahshua dio la vida por nosotros, el pastor verdadero humano también da la vida por las ovejas si es preciso. Si Yahshua ha tenido misericordia de mí y me rescató de la muerte, del Infierno, de las redes de ha satán. Él me perdonó ¿quién soy yo para no perdonar a un ser humano? Si Yahshua me perdonó ¡¡¡mucho me ha perdonado!!! Y me sigue perdonando de errores ¿¿¿quién soy yo para no perdonar a mi peor enemigo humano si yo sé quién maneja a ese enemigo??? Si he nacido de nuevo sé perfectamente quién maneja a mis padres que no son convertidos, a mis hermanos que no son convertidos, a mis amigos que no son convertidos… ¿quién los maneja? ¿quién está en el corazón de esas personas? ¡¡¡ha satán!!! ¡¡¡el adversario!!! Porque todo aquel que practica el pecado, en su corazón está ha satán y sus legiones. Son hijos de ha satán, pues entonces estarán las legiones: el espíritu de la mentira, el espíritu de adulterio, homosexualidad, lesbianismo, cobardía… todo eso… ¡son legiones lo que hay en un corazón carnal! ¡¡¡legiones de demonios!!! por eso practican lo que se practica ¡¡¡pero eso lo sabes cuando naces de nuevo!!! Mientras no has nacido de nuevo no lo puedes saber, a no ser como ahorita que yo sé que el Ruaj HaKodesh, el Espíritu de Yahshua, te está perforando el corazón y te está haciendo entender para que te arrepientas de tu pecado y vengas a la luz que es Yahshua y seas enseñado por Yahshua en persona.

El espíritu de confusión que muchos arrastráis es un espíritu de ha satán. En el Espíritu de Yahshua, Yahweh Yahshua, no hay confusión. El Espíritu de Yahweh Yahshua, que es el Creador, ahí no hay confusión ¡todas las cosas son claras! El espíritu de la confusión (que no entendéis, no comprendéis) ¡eso es de ha satán! Y si tenéis mucha prisa por aprender ¡tú no has nacido de nuevo! Una cosa es nacer de nuevo y sujetarse al Ruaj HaKodesh. El Ruaj HaKodesh te va hablando y escuchas Su voz y te dice: “tranquilo” o “tranquila”, “a su tiempo lo sabrás”, ¡a su tiempo lo sabrás! Porque ya venimos con la tendencia, que al nacer de nuevo ya tenemos que saberlo todo sin ser formados. La propia naturaleza nos enseña, cuando nacemos del vientre de nuestra madre somos bebés chiquitines, nos vamos haciendo más niños, adultos, ¡todo tiene un período! En la vida en Yahshua, en la vida en Yahshua ¡todo tiene un período! Hay muchos que dicen, o hacen creer que han nacido de nuevo, pero ya quieren saber desde el Génesis al Apocalipsis ¡plas! ¡¡¡Eso no es nacer de nuevo!!! ¡¡¡No tienes el Espíritu!!! ¡¡¡Vienes a engañar!!! Porque, no por mucho correr amanece más temprano. Cuando Yahshua se apodera de tu corazón Él te va cambiando y te va diciendo: “tranquilo, despacito, no corras” y tú te rindes en Sus brazos y Él te va preparando, enseñando, pasito a pasito, pasito a pasito, tiernamente te va enseñando y en ti el amor de Yahshua que está en ti te lleva a buscarlo más y más ¡a solas! ¡a tu Pastor de pastores Yahshua el Mashíaj! Y cuando vienen las pruebas te enseña cómo saltar las pruebas, cómo pasar los tropiezos, etc. etc. y el que persevera y pone total su confianza en Yahshua el Mashíaj heredará la corona de la Vida.¡Ese es el trabajo de Yahshua! ¡Ese es el trabajo del Espíritu de Yahshua si realmente vive en nosotros!

Al nacer de nuevo somos liberados de ha satán totalmente. Si eras vago o vaga, al nacer de nuevo eso quedó atrás ¡ya no vuelves a ser ni vagoneta ni dormilona ni dormilón sino eres trabajador para Yahshua! Y trabajas también para el sustento ¡para el sustento físico!, para que tengas para pagar la renta para tu familia para tus hijos. Si en el Mundo eras un vago, un sinvergüenza, un engañador, al nacer de nuevo todo eso quedó atrás. Eres trabajador en Yahshua espiritualmente y físicamente. ¿Cuántos cristianos evangélicos sois vagos, sinvergüenzas, engañadores, ladrones, mentirosos, señal de que no habéis nacido de nuevo porque en un corazón redimido por la sangre de Yahshua verdaderamente no puede estar el pecado, no puede estar la muerte espiritual y la vida espiritual en Yahshua ¡¡¡no puede!!! Porque Yahweh nuestro Elohim aborrece el pecado y ama al pecador por eso Él está llamando a los pecadores, a los que arrastran la primera muerte espiritual, a los que son hijos de ha satán y no lo saben, a los que son esclavos de ha satán y no lo saben, pero sí saben que no pueden dejar de mentir, de adulterar, de sacar falsos testimonios, que quieren pero no pueden porque están esclavos de ha satán y hacen lo que ha satán, el adversario, quiere y la misión de ha satán, el adversario, es llevarse a esas personas que arrastran la primera muerte espiritual ¡que los ha engañado! al Infierno. Sean religiosos o no lo sean, sean políticos, sea el barrendero del pueblo, ¡él no tiene manías, son bocadillos en sus fauces! Y Yahshua que es la luz del Mundo, Él te está llamando ahorita que si quieres la verdadera libertad solamente está en Yahshua el Mashíaj.

Cuando nacemos de nuevo el Reino de los cielos ha entrado en nuestro corazón y ya no vives tú, para que entendáis: “ya no vivo yo, Miguel; Yahshua vive en mí”, ¡Yahshua vive en mí y Su sangre preciosa me limpió, me limpia, de todo pecado! Y cuando cometemos un error ¡un error!, el mismo Espíritu de Yahshua que está en nosotros: “arrepiéntete”, ¡pero rápido además eh! ¡rápido!, hasta que no te cubre la sangre estás perdido ¡para que te enteres! ¡¡¡Antes de que cometas ese error ya te está avisando: “No lo hagas”!!! ¡¡¡No lo hagas!!! Sobretodo a los recién nacidos ¡a los recién nacidos! Pues ha satán como león rugiente anda alrededor y lo que más le gusta son los recién nacidos. Esto la misma naturaleza os lo enseña, las bestias del campo, les gustan los recién nacidos. Pero si cometes el error… primero el Espíritu de Yahshua te está avisando que no hagas eso, si lo has hecho… ¡plas enseguida como un resorte!... y tú eres obediente! ¡tú eres obediente! ¡y clamas a la sangre de Yahshua y Él te cubre! Y entonces… ¡sigue palante! Él te está adiestrando ¡¡¡Yahshua te está adiestrando como Él quiere!!! ¡¡¡Tú ya no te perteneces, perteneces a Yahshua!!! Y si te ha puesto un pastor, líder, que se nota que es verdadero además ¡lo sientes rápido eh! ¡no te separes de ese hombre porque él te va a enseñar! ¡Yahshua a través de él, Yahshua directamente a ti! ¡una conformidad total! ¡¡¡total!!! Y él conoce al enemigo, el pastor que Él te pone conoce al enemigo, ha tenido que pasar antes que tú por eso, conoce al enemigo y el enemigo lo conoce al pastor. Pero jamás se acerca atacando al pastor cuando ese pastor ya ha sido madurado por Yahshua el Mashíaj. Le queda mucho por madurar pero hasta ahí ha sido madurado por Yahshua el Mashíaj. Y ha satán ataca a las ovejas y las quiere dispersar ¡como hacen las bestias en el campo para cazar! ¡con el pastor no puede! ¡lo sabe! Porque la sangre preciosa de Yahshua cubre a ese pastor ¡está ungido! ¡está ungido por Yahweh Yahshua! Tú obedécelo ¡aunque se equivoque! ¡¡¡Pero jamás juzgues a un pastor puesto por Yahshua!!! Él no te va a sacar los cuartos. Él no te va a pedir diezmos. Él te podrá pedir que ofrendéis y os enseña a ofrendar ¡y cuanto más ofrendéis más Yahshua os bendice! Está escrito: si das 100 recogerás 1.000 ¡está escrito! Porque todo nacido de nuevo es hijo de Yahweh Yahshua así como nuestro Padre Celestial nos ofrendó a Su Hijo, así también nosotros ofrendamos a nuestros hermanos, a nuestras viudas, a los huérfanos y donde el Ruaj HaKodesh, el Espíritu de Yahshua, te manda ofrendar y no cuestionas… “¿y por qué, y por qué?”… ¡¡¡obedeces a Yahshua y Él te bendice espiritualmente, físicamente y económicamente!!! ¡¡¡Somos hijos del Rey de reyes!!! Él es nuestro Pastor e intercede a nuestro Papito Celestial.

Somos antorchas vivas en Yahshua y Él nos va enseñando pasito a pasito. Él nos enseña quien es ha satán. Él nos enseña quién es el enemigo de nuestras almas. Hoy en día hay cristianos evangélicos que tenéis miedo de hablar del diablo, es porque no habéis nacido de nuevo. Porque un nacido verdadero de nuevo no tiene miedo a ha satán que es el adversario ni a todas sus legiones porque mayor es el que está en nosotros que el que está por ahí afuera ¡eh! Somos soldados de Yahshua y el Espíritu de Yahshua da testimonio a nuestro espíritu humano que así es. No os voy a decir cómo habla ¡quiero que aprendáis de Él! ¡de Yahshua! ¡de Él de Yahshua! En Yahshua no hay mentira ni engaño. Ha satán es mentiroso, engañador y ladrón. Cuántas veces os digo que ofrendéis a La Pluma Divina que es Su página y hasta ahorita… ¡¡¡tres personas!!! Una de Holanda, otra de Tierra de Fuego y otra de Estados Unidos, de los millones y millones que bajáis de La Pluma Divina la Biblia del hebreo al español y los Estudios, más lo que se reparte en España… ¡¡¡que los españoles se llevan la palma!!! Cristianos evangélicos que dicen que son “hijos” pero ¡¡¡que son incapaces de ofrendar!!! Recibiendo paquetones de 20 Kg. de literatura ¡¡¡eso es más terrible!!! ¡¡¡Que Yahshua tenga misericordia de todos ellos!!! Pero no son nacidos de nuevo y lo que es peor ¡¡¡muchos, hasta venden lo que reciben y reciben de gracia!!! ¡¡¡no han pagado ni el correo y lo están vendiendo!!! Y encima se ríen como pensando ¡¡¡que Yahweh está dormido!!! Amigo, nuestro Elohim viviente el Creador ¡¡¡no está dormido!!! Pero tú no has nacido de nuevo ¡¡¡eres un lobo!!! Yo pido a Yahshua que te de luz para que vengas verdaderamente a la luz de Yahshua y que Él te bendiga y ¡¡¡dejo la justicia para Él!!! Porque todo lo que el hombre sembrare pues eso lo va a recoger. ¡No engañas a Miguel Atalaya! ¡Miguel Atalaya pertenece a Yahshua, a Yahshua Ha Mashíaj! Yo le digo: “¿le mando o no le mando? Mira Adón, nunca ha querido ofrendar ¡y ha recibido tanto!”… ¡Mándale!... obedezco, obedezco amigo, y dices que eres cristiano evangélico, y dices que eres pastor, dices que eres obrero… ¡qué bendición cuando recibís el paquete pero no mandáis las ofrendas! ¡años han pasado! ¡ya, ni os acordáis! Pero un nacido de nuevo sí se acuerda de todo y mi Papito Celestial lo tiene ¡apuntadico allí! ¡en el Trono! Hay un ángel que escribe lo que hacemos.

Es tiempo pues para ti, mis hermanos, que si queréis nacer de nuevo, seréis enseñados por Yahshua en persona ¡en persona, como yo! Llevo 34 años, siempre me ha estado enseñando, me sigue enseñando ¡y lo que me queda por aprender! ¡uy, uy, uy! Pero una cosa os digo ¡cuánto más a solas, mis hermanicos y hermanicas, estéis con Yahshua mejor! A solas en vuestra habitación, en el coche, etc. o si estás trabajando en la máquina ¡pídele ayuda a Yahshua, que te ayude a hacer ese trabajo, Él sabe todos los trabajos! ¡pídele al Padre en el Nombre de Yahshua Ha Mashíaj que te salgan los trabajos!, y en Yahshua salen los trabajos en la fábrica, en la oficina ¡perfectos! ¿Y qué pasa? Que al hacer los trabajos perfectos ¡que los hace Yahshua! ¡ te ascienden de puesto y te dan mejor sueldo! Recuerda, todos los hijos verdaderos de nuestro Elohim viviente Yahweh Yahshua ¡somos cabeza, no cola! recuérdalo. Tened confianza en Yahshua y en Jerusalén Celestial ya nos encontraremos ¡hombre!

Si deseáis tener ese encuentro real y personal con Yahshua porque sé que el Espíritu de Yahshua os está llamando a todos los Goyim, a los Gentiles, a los religiosos, es ahorita el momento de rendir vuestras vidas a Yahshua ¡totalmente! Y pasaréis de esa primera muerte espiritual a Vida ¡a Vida en Yahshua! Y seréis libres de vuestro adversario, seréis transformados en Yahshua. Si lo deseas repite conmigo: “Adón Yahshua, sé que tú has muerto por mí en la estaca de ejecución, en el madero, derramaste tu preciosa sangre por mí y resucitaste, estás vivo. Tú conoces mi corazón, tú sabes mi vida. Perdóname, perdóname por todo lo que te he ofendido desde que salí del vientre de mi madre hasta este momento. Entra dentro de mi corazón, límpiame con tu preciosa sangre, ¡sálvame! Oh mi Adón, te rindo totalmente mi alma, mente, carne, espíritu, emociones, sentimientos y voluntad, y hasta mi libre albedrío. ¡Poséeme! Y úsame como tú quieras. Me rindo totalmente a ti y consagro mi vida a ti. Gracias Papito, gracias Papito lindo por haberme hablado directamente a mi vida. Porque ahora sé que verdaderamente tu Hijo Yahshua ya está en mí. Gracias, gracias, gracias ¡te adoro, te alabo Papito lindo! Gracias, gracias BeShem Yahshua Ha Mashíaj. Amén, amén y amén.

BeShem es: en el Nombre; de Yahshua Ha Mashíaj porque escrito está para los nacidos de nuevo, para los que ya hemos redimido nuestros corazones en la sangre del Cordero de nuestro Elohim viviente Yahshua, que todo lo que pidamos a nuestro Elohim viviente a nuestro Padre Celestial Yahweh en el Nombre de Yahshua, sin dudar, lo recibimos conforme Su voluntad ¡está escrito!, está escrito, y esperamos pacientemente en Sus bendiciones. Pedimos y recibimos. Los cristianos evangélicos pedís pero no recibís porque pedís mal, porque estáis invocando “dioses paganos”, “elohim paganos”, porque no habéis rendido verdaderamente vuestras vidas a Yahshua el Mashíaj. Él conoce el corazón. Él es nuestro Creador. ¿Cuántos sois llamados y le rechazáis? Cuando oyes la voz de tu Creador ¡no te resistas! ¡ve a la luz! ¡ve a Yahshua! Y Él te limpia y cuida tus heridas, les echa aceite y vino, y con su preciosa sangre somos redimidos.

Gracias te doy Papito lindo por éste mensaje tan lindo que tú nos has dado. Gracias, gracias, gracias, ¡sigue enseñando a Tu pueblo redimido por Tu preciosa sangre! ¡sigue rescatando a las Dos Casas de Israel y al extranjero! Gracias, gracias, gracias mi Elohim viviente ¡gracias porque tú reúnes a tu pueblo en ti Yahshua el Mashíaj! ¡nos reúnes espiritualmente, físicamente! ¡gracias por hacernos cabeza y no cola! Gracias Papito lindo ¡¡¡por todo!!! BeShem Yahshua Ha Mashíaj. Amén, amén y amén.

¡Mirad!, podéis chequear Su página, la página de Yahweh Yahshua: www.laplumadivina.com ahí tenéis el Tanaj. El Tanaj y el Brit Hadasha es la Biblia (para que entendáis) del hebreo al español, podéis descargarla gratuitamente y chequearla con las que tenéis ¡ya veréis qué sorpresas más guapas os vais a encontrar!, y todos los Estudios, y los audios, estos mensajes, pues están en www.laplumadivina.com Los podéis descargar gratuitamente, si sois nacidos de nuevo verdaderamente ofrendaréis en la página, si no lo sois pues recordad que los avaros ninguno entra en el Reino de los cielos ¡lo dice Yahshua!

Que Yahshua os rebendiga grandemente a todos los oyentes que hacéis La Palabra porque el nacido de nuevo ¡vive La Palabra! ¡la vive La Palabra! ¡yo la vivo! ¡hace 34 años que vivo La Palabra! Él me enseña ¡y lo que me queda por aprender…! ¡lo que me queda por aprender! Si Yahshua está en vosotros ¡es fácil!, si Yahshua no está ¡imposible! ¡¡¡no hay término medio!!! ¡¡¡Todo lo puedo en Yahshua que me fortalece!!! ¡¡¡más, no vivo yo, Miguelín!!! ¡¡¡Yahshua vive en el cuerpo del Miguelín!!! ¡¡¡en el corazón!!! ¡¡¡en todas partes!!! ¡¡¡Ya no me pertenezco!!! ¡¡¡Pertenezco a Yahshua el Mashíaj!!!

¡¡¡Shalom!!!

Pastor Miguel Atalaya, Emisario de Yahshua Ha Mashiaj por la voluntad de Yahweh.
D.L. Z-3140-10

.
mp3
¡En Audio!

.
((((((( EL HERALDO )))))))
.
((((((( YOUTUBE )))))))
.

"Porque el Ben Ha Adam vino a buscar y salvar lo que estaba perdido." (Lucas 19:10)
imagen

.
imagen
imagen
imagen
imagen