INICIO
Divina Atalaya
Miguel Atalaya
- Audios mp3 -
-Audios 2011-
-Audios 2010-
Chat Kadosh LaPlumaDivina
Nuestra Declaración de Fe
Testimonio
¡Rabbani!
¡Te llama!
¡¡Arrepentíos!!
Amanecer
Shalom
Regenerado
El Papa Judío
H. Pittman
Estudios Bíblicos
ISRAEL
Tanaj - Biblia
Diego Ascunce
Enlaces
CONTACTO
OFRENDAS
web laplumadivina







Captúralo y descarga
la app de
La Pluma Divina
en tu smartphone
o tablet gratis:
















H. Pittman



PLACEBO
Por Howard Pittman

Nota al lector:
Todas las citas son de "El Manual de Yahweh" (Las Verdaderas Escrituras Completas de Estudio traducidas del hebreo original al español desde Bereshit/Génesis hasta Revelación/Apocalipsis)

Puedes adquirir El Manual de Yahweh escribiendo un correo a: miguelatalaya@laplumadivina.es Está a dos columnas y tiene la letra grande.

El 3 de Agosto de 1979, Howard Pittman, un ministro bautista por 35 años, murió en el quirófano durante una cirugía, y tuvo una experiencia. Después los ángeles le mostraron el segundo y el Tercer Cielo, fue llevado delante del mismo trono de Yahweh, donde le fue dado un mensaje para compartir con el mundo.

El diccionario webster define la palabra "placebo" como un medicamento prescrito mas para alivio mental de un paciente que para el alivio del verdadero mal del paciente, o algo que tiende a relajarlo. Los doctores dicen que si nosotros sabemos que estamos siendo tratados con placebo, eso no funciona. En nuestras mentes nosotros debemos creer que es un verdadero medicamento y que tiene la fuerza o poder para sanar. Si el paciente puede creer esto, entonces el medicamento parece hacer milagros en muchos casos que de otra manera no pudieran ser tratados con algo más. El tratamiento con placebo es, de hecho, nada en sustancia, pero en la mente del paciente es algo real. Para poder hacer funcionar este medicamento, el doctor debe convencer al paciente que el medicamento de hecho va a funcionar.

Mi amigo hoy te declaro a ti, que esto es exactamente el mismo "tratamiento" que la mayoría de los "cristianos profesantes" están usando hoy en día. El doctor que administra este "medicamento" es satanás mismo. El da al "paciente" una religión endulzada, una experiencia barata, y susurra verdades a medias en tus oídos. Entonces después le dice al "paciente" que es real y que eso es todo lo que el "paciente" necesita, el "paciente" habiendo sido tomado por satanás, cree esto, y va por la vida felizmente declarando a todos que el ha nacido de nuevo, que su salvación es real, y que esta experiencia es todo lo que el necesita. El "doctor" satanás va a permitir que su "paciente" continúe yendo a la iglesia y hasta le va a permitir participar en cualquier congregación, cantando, llevar una oración, enseñando escuela dominical, y hasta predicando. El permitirá al "paciente" hacer cualquier tipo de declaración en referencia a su "religión profesante" y hasta el punto del poder salvador de “Jesús”. Si, el va a permitir que "el paciente" hacer y decir todo lo que quiera con una sola excepción. Esa excepción es que el "paciente" no le será permitido vivir la vida que el confiesa con su boca...


PREPARACIÓN

En el año de 1978, me retiré de la policía de Nueva Orleáns y me mudé con mi familia a una granja en Mississipi. Alrededor de agosto 7 de 1979 estaba de repente paralizado con una grave y desastrosa enfermedad. La noche antes de la tragedia fui a la cama como usualmente hago....Cuando me levante esa mañana, me sentía con náuseas así que no desayuné. Mi esposa me preguntó si no iba a comer nada, le contesté que tenía que darme prisa para llegar a tiempo a mi cita con algunas personas que se suponía me iban a apoyar en mi candidatura para sheriff con otros contribuyentes para la campaña. Yo no sabia que el Todopoderoso ya había hecho también una cita conmigo ese día.
Déjame recordarte que la Biblia dice que está establecido que todos los hombres mueran una vez y, sin previo aviso, mi cita llegó. Como un flechazo de luz, la arteria mayor en mi cuerpo se rompió causando una devastante y repentina pérdida de sangre....así que a la media noche me llevaron a urgencias, y a las 6 de la mañana, la siguiente mañana, mis signos vitales se desvanecieron. El médico en jefe vino y le dijo a mi esposa: "Es algo mas". Me llevaron al quirófano donde trabajaron en mi por 7 horas adicionales.

En algún lugar en ese periodo de tiempo cuando los médicos estaban trabajando en mi, volví en mi y me di cuenta que estaba muriendo....sabiendo que sólo el Todopoderoso podía darme la vida de regreso y que sólo el Todopoderoso podía cambiar mi tiempo de morir, oré una extraña oración. Mi oración consistió en decirle al Todopoderoso que me permitiera ir ante su trono y rogar porque extendiera más tiempo mi vida física. En cualquier otro momento y lugar este tipo de oración sería inusual, de cualquier forma, todo esto era el plan del Todopoderoso para ultimadamente sólo servir sus propósitos. El pensamiento de orar tal oración se acrecentaba en mi mente por el Espíritu...


EL GRAN TOUR

Lo que sucede después es tan increíble que algunas personas lo encuentran difícil de creer. Permítanme decirles que yo conozco la diferencia entre sueños, visiones, y una experiencia real. Me permito también señalar que si tu no crees que satanás y los demonios son reales, personas individuales, entonces lo que haces es servir de una manera pobre y deficiente. Es imperante la razón de que tú no puedes entender o aún enfrentar a un enemigo si no crees que él es verdadero.

Al momento que yo resistí a satanás, el huyó de mi. Los ángeles estaban ahí, y ellos llevaron mi espíritu fuera de mi cuerpo. Estos ángeles estaban presentes todo el tiempo que satanás trataba de tentarme aun, aunque yo no me diera cuenta de ello por que yo todavía estaba en la carne. Los ángeles no trataron de ayudarme hasta el momento en que yo empecé a resistir a satanás con mi propia voluntad. La única ayuda con que yo contaba era la revelación supernatural del Espíritu que la voz que yo estaba escuchando pertenecía de satanás y no al Todopoderoso. Sin embargo obedecer a esa voz era total y completamente decisión mía obedecerla o no.

Cuando los ángeles levantaron mi espíritu de mi cuerpo, inmediatamente me cargaron al Segundo Cielo. No tuvimos que dejar ese cuarto del hospital para poder entrar al Segundo Cielo, entramos ahí mismo donde mi cuerpo estaba, sólo pasando como a través de una pared dimensional. Es una pared en la cual la carne no puede pasar, solo espíritu.

Para ti lector, para entender lo que estaba pasando, debes entender la separación de la carne y el espíritu, para saber como esto funciona, debemos saber como nosotros, nosotros mismos, estamos hechos. La Biblia declara que, como seres humanos estamos hechos a imagen de Elohim. Y para entender esto, debemos saber como es Él. La Biblia declara tres cosas inmutables acerca de Yahweh Elohim: la primera que Él es Espíritu, la segunda que Él es invisible y la tercera que Él es inmortal. Si nosotros somos hechos a su imagen y semejanza, entonces nosotros somos también espíritu, también es invisible, y también es inmortal. Por eso, cuando nosotros nos vemos en un espejo nosotros no vemos nuestro verdadero "yo". Nosotros vemos sólo el cuerpo, o el vaso de barro, en el cual vivimos. Como somos todos hechos a imagen del Todopoderoso, todos deberíamos ser imágenes idénticas en nuestra condición espiritual, esto es fuera de nuestro cuerpo. Por eso, se nos fue dada un alma, para separarnos los unos de los otros y hacernos así personas individuales.

Los animales en este mundo también tienen un alma. La única diferencia entre sus almas y las nuestras es que nuestras almas pertenecen al espíritu y las almas de ellos pertenecen al cuerpo; cuando su cuerpo perece, su alma perece con ellos. Cuando nuestro cuerpo perece, el alma permanece con el espíritu. Cuando mi espíritu era levantado de mi cuerpo, mi alma venia con él. Supongo que la manera más fácil de identificar al alma sería decir que es la "personalidad de uno". Todo el tiempo yo estaba fuera de mi cuerpo y yo seguía siendo un individuo particular, esto es, retenía mi propia personalidad, retenía todas mis facultades, de hecho, estas se volvieron mucho más sensitivas.

Mientras nos movíamos a través de esa pared dimensional hacia el Segundo Cielo, me encontré a mí mismo en un mundo totalmente diferente, lejos muy lejos de lo que nunca hubiera yo podido imaginar. Este espacio o mundo era ocupado totalmente por seres espirituales, tan vasto en número como la arena del mar. Estos seres eran demonios (diablos), o ángeles caídos, y los había de miles y diferentes formas y tamaños. Hasta los que tenían tamaños y formas similares se contrastaban por tener colores diferentes. Muchos de los demonios tenían formas humanas y muchos eran en formas similares a animales familiares a los que existen en este mundo. Otros eran en formas y aspectos demasiado horribles para imaginarlos. Algunas de las formas eran tan mórbidas y asquerosas que cuando los vi estuve a punto de sentir náuseas.

Cuando llegué al principio al Segundo Cielo, yo supe inmediatamente en que dirección debía yo de ir para llegar al tercero donde el Todopoderoso estaba. No lo se como es que lo sabía, pero yo sabía qué dirección tomar. También supe que si mi oración iba a ser contestada, era por que iba a tener que comparecer ante el Padre en el Tercer Cielo. Yo conocía que estaba viajando a través de ese mundo espiritual bajo la protección divina del Espíritu. Tal vez te suene raro, a ti lector, que los ángeles también necesitaran la protección del Espíritu, pero, recuerden en donde nos encontrábamos, el Segundo Cielo. El Segundo Cielo es el lugar en donde satanás tiene al tiempo presente su trono localizado. Satanás todavía no está en el Infierno aunque ese vaya a ser su destino final.

Todos los espíritus en ese mundo se daban cuenta de nuestras presencias y también sabían que la protección del Espíritu estaba con nosotros. Para darte una idea de por qué esa protección era tan necesaria, déjame darte una referencia bíblica al poder de satanás que vi en el Segundo Cielo. El capitulo 10 del libro de Daniel dice acerca del Todopoderoso enviando a uno de sus ángeles para entregar a Daniel el mensaje. Por la importancia de ese mensaje, satanás no quería que ese mensaje fuera entregado a Daniel; y para que el ángel en el Tercer Cielo pudiera llegar hasta Daniel, el tuvo que pasar a través del Segundo Cielo, satanás envió a uno de sus príncipes, o uno de sus arcángeles para detener al ángel. El ángel tuvo que pelear y no pudo haber pasado eso solo así que tuvo que llamar por refuerzos. El Todopoderoso tuvo que mandar uno de sus príncipes, o arcángeles, para ayudar al mensajero y eso tomo 21 días. Después el ángel entregó el mensaje, él le recordó a Daniel, que él, el ángel, tenía que pelear de camino de regreso cuando pasara nuevamente por el Segundo Cielo.

“En el tercer año de Koresh rey de Persia, una palabra fue revelada a Daniel, también llamado Beltshatzar. La palabra era verdadera: una gran guerra. El entendió la palabra, habiendo obtenido entendimiento en la visión. En aquel tiempo yo, Daniel, había estado de duelo por tres semanas enteras. No había comido ninguna comida que me satisficiera; ni carne ni vino habían entrado en mi boca, y no me ungí ni una vez, hasta que tres semanas enteras habían pasado. En el vigésimo cuarto día del primer mes, yo estaba en la ribera del gran río, el Tigris, cuando alcé la mirada y allí delante de mí había un hombre vestido de lino usando un cinto hecho de oro de Ufaz. Su cuerpo era como berilo, su rostro lucía como relámpago y sus ojos como antorchas de fuego; sus brazos y pies eran del color de bronce bruñido; y cuando habló, sonó como el estruendo de una multitud. Sólo yo, Daniel, vi la visión; los hombres que estaban conmigo no vieron la visión; no obstante, un gran temblor cayó sobre ellos; así que corrieron para esconderse. Así, pues, fui dejado solo; y cuando vi esta grande visión, no había quedado fuerza en mí; mi rostro, normalmente de un semblante placentero, se desfiguró; y yo no tenía fuerza. Yo oí su voz hablando; y cuando lo oí hablando, caí en un desmayo, con mi rostro en tierra. Entonces una mano me tocó y me levantó, tambaleante en mis manos y pies. El me dijo: Daniel, tú eres un hombre grandemente amado. Ahora presta atención a las palabras que te estoy diciendo, y párate derecho, porque es a ti que yo he sido mandado ahora. Después que él me había dicho esto, yo me levanté temblando. Entonces me dijo: No temas, Daniel, porque desde el primer día que tú determinaste entender y humillarte a ti mismo delante de tu Elohim, tus palabras han sido oídas; y yo he venido a causa de lo que tú dijiste. El príncipe del reino de Persia me impidió venir por veintiún días; pero Mijael, uno de los príncipes principales, vino a asistirme; así que ya no era necesitado allí con los reyes de Persia. Así que he venido para hacerte entender lo que ha de suceder a tu pueblo en el ajarit-hayamim (el fin de los días), porque aún hay otra visión que se refiere a esos días. Después que él me había dicho estas cosas, miré hacia la tierra y no podía hablar. Entonces alguien que lucía como un ser humano tocó mis labios, después de lo cual pude abrir mi boca y hablar; yo dije al que estaba en pie delante de mí: Mi señor, es por causa de la visión que estoy sobrecogido con tal angustia; no tengo ninguna fuerza. Porque, ¿cómo este siervo de mi señor puede hablar con mi señor, cuando mi fuerza y mi aliento me han fallado? Entonces, de nuevo alguien que lucía humano me tocó y me revivió. El dijo: Tú, hombre tan grandemente amado, no tengas temor. Shalom a ti; y sé fuerte, sí, verdaderamente fuerte. Su hablar a mí me fortaleció, y dije: Mi señor permanece hablando; porque tú me has dado fuerza. Entonces él dijo: ¿Sabes tú, por qué vine a ti? Aun cuando ahora tengo que regresar a pelear contra el rey de Persia; y cuando me vaya, el príncipe de Grecia vendrá; no obstante, yo te diré lo que está escrito en el Libro de la Verdad. No hay nadie que esté conmigo contra ellos excepto Mijael tu príncipe.” (Daniel 10)

Mientras nos movíamos en ese mundo, yo me sentí grandemente decepcionado al ver que el ángel no me llevaba el Tercer Cielo, donde estaba el Todopoderoso. En lugar de eso, nos movimos en dirección opuesta, mientras nos movíamos de lugar en lugar en ese mundo, aprendí muchas cosas acerca de demonios.

Yo hacía cosas diferentes en el mundo espiritual que como las hago aquí en el mundo físico. Por ejemplo, no nos comunicábamos con nuestras bocas y oídos, sino mas bien, nos comunicábamos con nuestras mentes, era como proyectar nuestras palabras en ondas y recibir la respuesta de la misma manera, y aunque también podía pensar para mí mismo sin proyectar mis pensamientos, descubrí que esto realmente no me beneficiaba porque los ángeles podían leer mi mente.

Podía oír también sonidos diferentes en ese mundo, pero no los oía con mis oídos, los oía también con mi mente, pero de todas maneras yo podía "oír" esos sonidos. Cuando viajábamos, viajábamos la mayoría del tiempo a lo que yo llamo "velocidad del pensamiento". Cuando viajábamos a la "velocidad del pensamiento", no había una sensación de movimiento. El ángel decía a dónde íbamos a ir e inmediatamente estábamos ahí en ese lugar. Había otras veces en las cuales no viajábamos de esa manera, y yo estaba totalmente y bien consciente de movimiento mientras viajábamos. Una de esas veces cuando sí sentía sensación de movimientos fue cuando me trajeron de regreso a mi cuerpo físico y se me permitió ver la actividad de los demonios aquí. Nos movíamos aquí de alguna manera como flotando en una nube, y aun así sentía esa sensación de movimiento.

No deben ustedes cometer errores, los demonios son muy reales. La Biblia hace más referencias acerca de demonios de lo que las hace acerca de los ángeles y se menciona que los demonios son malos; nos indica qué tan numerosos son ellos y muestra que ellos son inmundos; señala que ellos están bajo el comando de satanás y enseña que ellos pueden poseer a los humanos:

“Yahshua les dijo: Vi a ha satán (el adversario) caer del cielo como un relámpago.” (Lucas 10:18)

“Viendo a Yahshua desde la distancia, corrió y calló en sus rodillas delante de El, y gritó a lo más alto de su voz: ¿Qué es lo que quieres conmigo, Yahshua, Hijo de Elohim Ha Elyon? ¡Te imploro en El Nombre de Elohim! ¡No me tortures! Porque Yahshua ya había comenzado a decirle: ¡Espíritu inmundo, sal de este hombre! Yahshua le preguntó: ¿Cuál es tu nombre? El respondió: Mi nombre es legión, porque somos muchos de nosotros. Y le imploraba con insistencia que no los echara fuera de esa región.” (Yojanán Mordejai/Marcos 5:6-10)

“Yahshua llamó a sus doce talmidim, y les dio autoridad para echar fuera espíritus inmundos, y para sanar toda clase enfermedad y dolencia.” (Mattityah/Mateo 10:1)

“Mucha gente le siguió y los sanaba a todos, pero les advertía que no lo divulgaran. Esto era para que se cumpliera lo que fue dicho por medio del profeta Yeshayah (Isaías): Aquí está mi siervo, a quien he escogido, mi amado, con quien estoy muy complacido; sobre El pondré mi Espíritu, y anunciará justicia a los Gentiles. El no disputará, ni gritará, nadie oirá su voz en las calles; no romperá la caña cascada, ni apagará la mecha que apenas humea hasta que traiga la justicia, por medio de la victoria. En El los gentiles pondrán su esperanza. Entonces algunas personas le trajeron a Yahshua un hombre que era controlado por demonios, era ciego y mudo; y Yahshua le sanó, de manera que podía ver y oír. La multitud estaba asombrada, y preguntaron: Este podría ser el Hijo de David, ¿no es así? Pero cuando los Perushim (Fariseos) lo oyeron, dijeron: Es sólo por Baal- Zibbul el jefe de los demonios, que este hombre echa fuera demonios. Yahshua, que sabía lo que ellos estaban pensando, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, será destruido, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no sobrevivirá. Si ha satán (el adversario) echa fuera a ha satán, está dividido contra sí mismo, así que; ¿cómo podría sobrevivir su reino? Además, si Yo expulso demonios por el poder de Baal Zibbul, ¿quién da el poder a los seguidores de ustedes para expulsarlos? ¡Así que, ellos serán sus jueces! ¡Pero si expulso demonios por el Ruaj HaKodesh (el Espíritu de Yahweh), entonces el Reino de YAHWEH ha llegado a ustedes! O de nuevo, ¿cómo podría alguien, irrumpir en la casa de un hombre fuerte y robarle sus posesiones, si primero no le ata? Después de esto, puede saquear su casa. Aquellos que no están conmigo, están contra mí; y los que no recogen conmigo, desparraman. Por esto les digo, le serán perdonados todos los pecados y blasfemias a la gente, pero no se perdonará la blasfemia en contra del Ruaj HaKodesh. Uno puede decir algo en contra del Ben Ha Adam (del Hijo de Adam) y se le perdonará; pero el que permanezca hablando en contra del Ruaj HaKodesh, nunca será perdonado, ni en el olam hazeh (este mundo), ni en el olam habah (el mundo venidero). Si el árbol es bueno, su fruto será bueno; si el árbol es malo, su fruto será malo; porque el árbol se conoce por su fruto. ¡Ustedes son víboras! ¿Cómo pueden ustedes, que son malos, decir algo bueno? Porque la boca habla lo que rebosa en el corazón. La persona buena dice cosas buenas, porque guarda el bien; la persona mala dice cosas malas, porque guarda lo malo. Además, les digo esto: en el Día del Juicio, la gente tendrá que dar cuenta de todas las palabras descuidadas que hayan hablado; porque por tus propias palabras, serás declarado inocente, y por tus propias palabras serás condenado.” (Mattityah/Mateo 12:15-37)

“Cuando Yahshua llegó a la otra orilla del lago, en el territorio de los Gadarenos, salieron de las cuevas sepulcrales dos hombres que eran controlados por demonios, tan violentos, que nadie se atrevía a andar por ese camino. Ellos gritaron: ¿Qué quieres con nosotros, Hijo de Elohim? ¿Has venido para torturarnos antes del tiempo escogido? A cierta distancia estaba paciendo una manada de cerdos. Los demonios le suplicaron: Si nos vas a echar fuera, mándanos a la manada de cerdos. El les dijo: ¡Está bien, vayan! Así que salieron, y entraron en los cerdos, después de lo cual, la manada completa se tiró al lago por un despeñadero, y los cerdos se ahogaron. Los que apacentaban a los cerdos huyeron, fueron al pueblo y contaron la historia completa, incluyendo lo que pasó con los hombres endemoniados. En este punto todo el pueblo salió para conocer a Yahshua. Cuando le vieron, le suplicaron que se fuera del distrito.” (Mattityah/Mateo 8:28-34)

En el mundo de los demonios, hay una división de poder muy parecida a un cuerpo o cadena militar con rangos y órdenes. Ciertos demonios cargan el título de príncipes, quien es siempre el demonio a cargo de un principado. Un principado es un territorio, un área, un lugar o un grupo que puede variar en número desde tan grande como una nación entera o hasta reducido al número de una sola persona. Cuando satanás asigna una tarea a un príncipe, a este príncipe le es dada autoridad de actuar en el nombre de satanás y usar lo que sea que se necesite o que esté disponible para cumplir su misión.

Cuando empezamos el viaje en el Segundo Cielo, los ángeles empezaron por mostrarme los diferentes tipos de demonios. Cada demonio se me era revelado en una forma que me indicaba cual era su campo de especialización, y pronto me di cuenta que no hay tal cosa como "practicante general" o "experto en general" en todo ese mundo. Ellos cada uno tiene solo una sola área en la que se especializa la cual hacen muy bien.


DEMONIOS

Mientras cada tipo de demonio se me era mostrado, rápidamente descubrí un orden social, un rango, que existía entre ellos. Los más altos en ese orden me fueron revelados en formas similares a los humanos. Mientras bajamos de orden, o rango, vi demonios en características y formas que se veían como mitad animal y mitad humano. Vi también demonios en forma de animales que nosotros conocemos en este mundo presente, y también vi demonios en formas tan desagradables que no sería posible imaginarlos.

En lo más alto de estos rangos estaban los demonios guerreros, que eran "la crema" del "cuerpo" de satanás. Se movían por el Segundo Cielo y se podían revelar en forma física a voluntad, andan siempre en grupos, nunca solos. A donde quiera que fueran, todos los demás demonios se quitaban de su camino. Estos demonios guerreros me fueron revelados en forma humana, ellos se veían como humanos con la excepción de que eran gigantes parecían tener unos 8 pies de altura, eran fuertes y bellamente construidos, algo así como atletas gigantes, todos los demonios guerreros eran color de bronce, eran gigantes soldados de bronce, todos los demás demonios parecían estar sujetos a ellos.

El segundo tipo de demonio más poderoso también se me revelo en forma humana pero estos se veían como personas normales y ordinarias, todos esos dentro de esa área parecía que también se juntaban en grupos, los jefes entre este género eran demonios de codicia, y contenidos dentro de estos mismos grupos había demonios de odio, lujuria, distensión y otros más.

El tercer grupo más poderoso y grupo de demonios me fueron revelados en formas y características mezcladas. Algunos tenían formas humanas mientras que otros eran mitad humanos y mitad animales, otros simplemente parecían animales. Estos demonios poseían habilidades en las artes ocultas tales como brujería y otras áreas relacionadas. También en medio de este grupo había demonios de miedo y demonios de auto-destrucción. También en el mismo grupo demonios los cuales son expertos en imitar a los espíritus de personas ya muertas (espíritus familiares) y en manifestarse en el mundo físico como "fantasmas".

Cuando llegamos abajo al cuarto grupo, u orden, todos los demonios de este rango me fueron revelados en formas diferentes a las humanas, estos tenían formas de animales conocidos mientras que otros tenían simplemente formas desconocidas para mí. En este grupo había demonios de asesinato, brutalidad, sadismo y otros relacionados con la carnicería.

Mientras nos movíamos más abajo al último orden de la cadena de comando, todos los demonios me fueron revelados en formas horribles y mórbidas. Algunos tenían formas tan grotescas que el solo verlos daba náuseas. Ellos sienten tanto desdeño por sus propios compañeros que parecen siempre estar al acecho el uno del otro mientras están en el Segundo Cielo e incluso mientras están en este mundo físico. No se asocian a los otros demonios excepto en la línea de su deber.

Había otro grupo de demonios que se me permitió ver, pero no puedo recordar mucho de sus habilidades. Esto fue quitado de mi mente a propósito, no se me fue permitido aprender o retener mucho en mi memoria acerca de ellos. Ni siquiera puedo saber cual era el rango o el orden dentro de la cadena que vi y su forma no me fue revelada. No estoy seguro exactamente cual era el área de especialización de ellos, de cualquier forma, recuerdo vagamente su poderoso poder sobre la carne. Me parece que este grupo misterioso de demonios trabaja de manera diferente de la de todos los otros y son usados solamente en casos especiales y situaciones especiales las cuales no pude comprender claramente. Como expliqué antes, no se me fue permitido retener mucho en mi memoria acerca de este grupo particular. Solamente se me permitió retener la porción que ahora les estoy reportando a ustedes y aun así esto en si es una descripción muy vaga.

También recuerdo que este particular grupo de demonios son mas difíciles de tratar que cualquiera de alguno de los otros grupos. Parece que su gran poder reside en su habilidad de permanecer como en el anonimato cuando trabajan en algún ser humano en el mundo real. Entre este grupo está el que tiene la habilidad de manifestarse a sí mismo en la forma de epilepsia en los humanos. No estoy seguro pero me parece recordar que algunos otros demonios en algunos de los otros grupos tenían también la habilidad de imitar epilepsia. No se si demonios causan epilepsia, por si mismos, pero si recuerdo muy bien que ellos pueden imitar esta condición en los seres humanos.

En algún momento durante este viaje en el Segundo Cielo, observé los demonios dentro de sus propios grupos en qué se relacionaban y experimenté un sentimiento espantoso. Era una abrumadora, opresiva y mórbida sensación. Este sentimiento me vino poco tiempo después que entramos en el Segundo Cielo y me pregunté qué era lo que lo estaba causando. Fue en ese momento que aprendí que el ángel podía leer mi mente, porque mi ángel guardián me dijo: Ese sentimiento que te estas preguntando qué es, es causado por el hecho de que no hay amor en este mundo. El ángel me estaba diciendo que en este Segundo Cielo no hay ni siquiera un pedacito de amor. ¡WOW! ¿Pueden imaginar a todos esos demonios sirviendo a un amo que ellos mismos no aman y que el mismo amo está al mando de seres que él mismo no ama? y peor que eso, estas compañías y grupos están trabajando juntas por la eternidad y ellos ni siquiera se aman o aprecian entre ellos mismos.

Comencé a reflexionar en lo que nuestro mundo físico, llamado el Primer Cielo, sería si no hubiera amor. Si el Todopoderoso no hubiera introducido Su amor aquí en nuestro mundo, entonces estaríamos viviendo en una atmósfera sin amor justo como en la del Segundo Cielo. Con Yahweh dándonos Su amor, nosotros somos capaces de regresar ese amor y entonces amarnos los unos a los otros. ¿Pueden imaginar lo que sería en tu propia casa o tu comunidad si estuviera totalmente vacía de amor?

Cuando comprendí que en efecto el amor no existe entre demonios, me surgieron todavía más preguntas acerca de qué entonces era lo que los celaba y motivaba tanto. ¿Qué es lo que los motiva a trabajar tan arduamente? ¿Qué es lo que los hace realizar cada orden tan rápidamente? ellos no se aman entre sí, sin embargo obedecen las órdenes tan rápido y con tal celo que cualquier organización militar en el planeta Tierra estaría orgullosa de tener tales soldados tan obedientes y leales. Me pregunto si su motivación tiene que ver de alguna manera con el juicio y la sentencia que les espera. Parece que desde su primera rebelión eras atrás mientras estaban en el Tercer Cielo, han alcanzado un lugar en su existencia en el cual no pueden rebelarse más. Lo que sea que los esté motivando sobresale desde su mismo ser, mientras que ellos a su vez están expresando su furia sobre la carne. Pudiera ser que el único disfrute de su existencia entera sea crear la miseria para la carne. Y aunque se me fue permitido pasar entre ellos y observarlos mientras trabajaban, muchas cosas no me fueron explicadas o clarificadas en su totalidad, algunas de las cosas que alcancé a comprender en su totalidad, no se me permitieron retenerlas en mi memoria.
Supe que al rango más alto de demonios les molestaba mi presencia y me hubieran lastimado si no fuera por la protección del Espíritu sobre mí. Uno de los demonios guerreros vino hacia mi y me insultaba en mi cara, pero a mi no me preocupaba porque no sentía miedo. Supe que no era conmigo con quien hubiera tenido que pelear sino, con el que me había llevado hasta ese lugar, el Espíritu. Los demonios en los rangos medios parecían ignorarme totalmente y seguían totalmente con sus existencias como si yo ni estuviera ahí, mientras aquellos del rango mas bajo mostraban miedo de mi o miedo del ángel que me escoltaba, sin embargo, la orden más alta de demonios no tenía ningún miedo de mí o del ángel.

Mi acompañante me informó que quería que yo viera a un demonio en el mismo proceso de posesión a un ser humano. En este punto del viaje, fui escoltado de nuevo a la pared dimensional que separaba el Segundo Cielo del mundo físico. Cuando regresamos a este mundo, estábamos en el mismo hospital con mi cuerpo pero en un cuarto diferente. El cuarto parecía ser el comedor de los empleados. Vi mesas, sillas, platos con alimento, y en el cuarto estaban un hombre joven y una mujer joven viéndose el uno al otro mientras que reían y hablaban. Era obvio que ellos no me podían ver a mí o a los ángeles, estaba tan cerca de ellos que si hubiera extendido mi mano hubiera podido tocarlos, podía oír y entender todo lo que decían. Ellos pensaban que estaban solos y mientras reían y hablaban estaban totalmente desapercibidos de la horrible criatura que estaba parada justo en medio de ellos. Este demonio eran tan horrible en su apariencia de su forma que lo pude reconocer inmediatamente que era del grupo mas bajo de la cadena, el grupo pervertido. Los ángeles, el demonio, y yo estábamos en espíritu en ese cuarto y estábamos concientes de todo lo que pasaba. Ellos en la carne solamente se persuadían de ellos mismos porque no nos podían ver u oír aun cuando estábamos todos en la dimensión física, como estábamos en nuestros espíritus todavía nos comunicábamos con nuestras mentes.

Realmente no estaba poniendo mucha atención a las palabras que esos dos se estaban diciendo. Mi atención entera estaba enfocada en el demonio. Era una cosa totalmente espantosa de verlo, me recordaba a una rana gigante, escurrida, verde, fangosa y toda fuera de forma y proporción. Se movió lentamente cerca de la cara del hombre y entonces, de repente como si fuera un montón de humo, pareció desaparecer dentro de la cara del hombre tal como si se hubiera absorbido a través de los poros de su piel. Cuando el demonio entró en el hombre, el ángel dijo: Ya esta hecho. El ángel entonces prosiguió a decirme cómo fue que el hombre fue poseído. El señaló: El demonio se hizo a sí mismo deseable y atractivo al humano. Y después me señaló que el ser humano tiene una voluntad soberana para él sólo, mas allá de la voluntad humana un demonio no puede pasar, también me dijo que ni siquiera los ángeles pueden traspasar ese libre albedrío. Yahweh mismo, no viola esa voluntad. Nosotros somos hechos a la imagen del Todopoderoso, por eso, se nos fue dado, como a Él tiene, una soberana voluntad, el derecho de escoger nuestro propio destino. No se me permitió retener todo lo que aprendí más allá de estas líneas.

Débilmente recuerdo que hay otro proceso bajo ciertas circunstancias dadas en donde los demonios pueden poseer o les es permitido entrar en niños pequeños. Parece ser que esos demonios eran los de ese grupo misterioso los que se les permite hacer eso. De lo que puedo recordar acerca de esto, es sólo bajo las circunstancias más inusuales que esto puede suceder. En relación con lo que los ángeles me dijeron, más del 90% de todos los casos de actividad demoníaca está restringido a los humanos que se encuentran ya en su uso de razón.

Durante el transcurso de esta conversación que el ángel me daba, el ángel señaló que a todos los hijos de Yahweh se les ha dado poder sobre todos los demonios y que tienen el poder para echarlos fuera, de cualquier forma, este poder está basado en la confianza. Esto va a ser efectivo y eficaz sólo cuando él conoce y sabe sin ninguna duda qué es lo que está haciendo. Casi en todos los casos han recibido también el don de discernimiento de espíritus. Cuando uno está ordenándole a demonios, es muy importante saber con qué tipo de demonio está uno tratando. En esos casos raros de posesión demoníaca en niños (no tan raros como antes amigos...hay un número elevado de niños poseídos hoy en día porque hay puertas abiertas al adversario), esto toma un esfuerzo especial y revelación divina en cada caso para liberarlos. Tal caso es el que vemos citado en la Biblia en Mattityah/Mateo 17:14-21. Todos los hijos de Yahweh tienen la habilidad potencial de mandar a los demonios fuera.

“Cuando llegaron donde estaba la gente, un hombre se acercó a Yahshua y se postró de rodillas delante de El, y dijo: Adón, ten compasión de mi hijo, porque es epiléptico y sufre de tan terribles ataques, que a menudo cae en el fuego o en el agua. Lo traje a tus talmidim (discípulos), pero no pudieron sanarlo. Yahshua respondió: ¡Gente perversa y sin confianza alguna! ¿Cuánto tiempo estaré con ustedes? ¿Hasta cuándo tendré que soportarlos? ¡Tráiganlo acá! Yahshua reprendió al demonio, el cual salió fuera del muchacho, por tanto, desde ese momento quedó sanado. Después, los talmidim fueron a El en privado, y dijeron: ¿Por qué no pudimos nosotros echarlo? Les dijo: ¡Porque ustedes tienen tan poca confianza! ¡Sí! Les aseguro que si tuvieran la confianza de un grano de mostaza, podrían decir a este monte: ¡Muévete de aquí para allá!, y se movería; ¡seguramente nada sería imposible para ustedes!” (Mattityah/Mateo 17:14-21)

Mi acompañante me dijo que quería que viera la actividad demoníaca en el mundo de afuera. Entonces fui llevado afuera del hospital directamente a la pared de ladrillos en las calles de esa ciudad. Estaba impresionado, mientras miraba la actividad de los humanos en el mundo físico; yendo a sus tareas diarias, ellos estaban totalmente desapercibidos que eran cazados por seres espirituales, estaba conmocionado y horrorizado mientras veía a los demonios en todas las formas y tamaños mientras se movían entre los humanos.

Mientras aprendía acerca de los demonios que no podían trabajar en humanos contra su propia voluntad, y aprendí que tampoco los ángeles traspasan esa voluntad. Cada nacido de nuevo tiene un ángel guardián y antes de que esa vida de ese nacido de nuevo se termine, tal vez tome a un grupo entero de ángeles para mantenerlo, aprendí que los ángeles guardianes pelean por nosotros, pero ellos no pueden pelear en el área de nuestra voluntad. La pelea que ellos libran es para proteger nuestro lado "ciego”. Ellos se oponen a los demonios cuando ellos vienen en contra nuestra y fuera del área de nuestra propia voluntad, ellos no pueden oponerse a los demonios cuando los demonios vienen contra nosotros a través de nuestro libre albedrío. Recuerden, estamos hechos a la imagen de Yahweh Elohim, tenemos una voluntad soberana.

Aprendí que los demonios pelearán con los ángeles si es necesario, pero ellos prefieren no hacerlo. Ellos encuentran que es más fácil y más seguro destruirnos a través de nuestra propia voluntad en donde los propios ángeles no tienen derecho a interferir, en lugar de llegar contra nuestra voluntad donde ellos tendrían que luchar en contra de los ángeles personalmente. Por este motivo, los demonios han desarrollado grandes habilidades en el área del engaño. Ellos se mueven a través de nuestras vidas mediante engaños y trucos y nos mantienen totalmente desapercibidos de esta actividad.

Se me permitió comprender que no todos los demonios se encuentran en el Segundo Cielo. Hay algunos demonios tan impresionantes que están reservados en cadenas en el Infierno, de cualquier forma, satanás y sus huestes de demonios no están en el Infierno, al presente. Tampoco quieren estar ahí. No se me fue permitido mirar en el Infierno, ni tampoco se me permitió ver a los demonios encadenados. Se que estos demonios que están en cadenas llegaron mas allá de sus limitaciones de sus dominios.

Yahweh en su infinita sabiduría le ha permitido a satanás y sus demonios ciertos límites en los cuales ellos no pueden trabajar. Ellos no pueden ir mas allá de esos límites establecidos por el Todopoderoso, de cualquier forma, esos demonios que están en cadenas en el Infierno eso fue justo lo que hicieron. Por haber ido mas allá de los límites y restricciones establecidas por el Todopoderoso, ahora están encadenados en el Infierno.

La Biblia señala esos hechos en varias partes, especialmente en el libro de Yahudáh/Judas:

“De: Yahudáh, un esclavo de Yahshua Ha Mashíaj y hermano de Yaakov.
A: Aquellos que fueron llamados, que son amados por Elohim el Padre y guardados para Yahshua Ha Mashíaj. La misericordia, amor y Shalom sean suyos con medida completa.
Queridos amigos: estaba ocupado trabajando escribiéndoles sobre la salvación que compartimos, cuando encontré necesario escribirles alentándolos a que se mantengan contendiendo arduamente por la fe que ha sido transmitida al pueblo de YAHWEH de una vez por todas. Porque ciertos individuos, de los que se ha escrito hace mucho tiempo que han sido destinados a condenación, se han introducido solapadamente; gente perversa, pervierten la gracia de YAHWEH en licencia para libertinaje y niegan a nuestro Único Amo y Adón Yahshua Ha Mashíaj. Puesto que todos ya saben todo esto, mi propósito es sólo recordarles que YAHWEH, quien una vez salvó al pueblo sacándolo de Egipto, después destruyó a los que no confiaron. Y a los ángeles que no se mantuvieron dentro de su autoridad original, sino que abandonaron su propia esfera de acción, El los ha guardado en oscuridad, atados con cadenas eternas para el Juicio del Gran Día. Y Sedom, Amorah y las ciudades vecinas, siguiendo un comportamiento como el de ellos, cometieron pecados sexuales y perversión; yacen expuestos como advertencia del fuego eterno que aguarda a aquellos que tendrán que sufrir el castigo. Asimismo, esta gente con sus visiones, profanan su propia carne, desprecian la autoridad divina e insultan seres angelicales. Cuando Mijael, uno de los ángeles prominentes, contendía con ha satán, disputando sobre el cuerpo de Moshe, no se atrevió hacerle juicio con acusaciones insultantes, sino dijo: Que YAHWEH te reprenda. Sin embargo, esta gente insulta cualquier cosa que ellos no entienden; y lo que sí entienden naturalmente, sin pensar, como animales, ¡por estas cosas son destruidos! ¡Ay de ellos! Porque han seguido el camino de Kayin, y se han dado por lucro a sí mismos al error de Bilaam y han sido destruidos en la rebelión de Koraj. Estos hombres son manchas asquerosas que en sus reuniones festivas dirigidas a promover el amor; comparten sus cenas con ustedes sin remordimiento mientras sólo se complacen a sí mismos. Son nubes sin agua llevadas por el viento; árboles sin fruto aún en otoño, y doblemente muertos porque han sido desarraigados. Olas de mar salvaje que muestran sus obras vergonzosas como espuma; estrellas errantes, para las que está reservada la oscuridad más negra para siempre. Además, Janoj, en la séptima generación desde Adam, también profetizó diciendo: ¡Miren! YAHWEH vino con sus miríadas de seres Kadoshim para ejecutar el juicio contra todos, esto es, para condenar toda la impiedad de los actos malvados que han hecho de una forma tan perversa, y de todas las palabras necias que estos pecadores impíos han hablado contra El.
Esta gente son murmuradores y quejumbrosos, siguen sus pasiones malvadas, sus bocas hablan grandiosidades, y adulan a otros para sacar provecho. Pero ustedes, queridos amigos, tengan en mente las palabras que se hablaron de antemano por los emisarios de nuestro Adón Yahshua Ha Mashíaj. Ellos dijeron: Durante el ajarit hayamim (el fin de los días) habrá burladores que seguirán sus propias pasiones malvadas. Estas son las personas que causan divisiones. Están controladas por sus impulsos porque no tienen el Espíritu. Pero ustedes, queridos amigos, edifíquense en su fe más Kadoshim y oren en unión con el Ruaj HaKodesh, así manteniéndose en el amor de YAHWEH, mientras esperan por Yahshua Ha Mashíaj, quien da la misericordia que los lleva a la vida eterna.
Reprendan a algunos que disputan; salven a otros, arrebatándolos del fuego y aún a otros, mostrando misericordia, pero con temor, odiando hasta la ropa manchada por sus vicios.
Ahora, al que los puede guardar sin caída y presentarlos sin mancha y llenos de alegría en la presencia de su Shejinah, a YAHWEH, nuestro Salvador, por medio de Yahshua Ha Mashíaj, nuestro Adón; sea la gloria, la majestad, el poder y la autoridad antes de todos los tiempos, ahora y para siempre. Amen.” (Yahudáh/Judas)

En cualquier momento que satanás pase de esos límites, él debe recibir permiso de parte de Yahweh. En el caso de Job, se le concedió ese permiso, pero en el caso de Pedro no se le concedió ese permiso. Los demonios que trabajan en niños por debajo de la edad de uso de razón trabajan en ellos únicamente cuando se les es concedido ese tipo de permiso. (Debo añadir que una puerta "legal" debe o debió haber sido abierta a través de algún pecado o pecados que le dio a ese demonio/s el derecho en primer lugar...) no se me permitió comprender totalmente qué tipo de circunstancias deben de presentarse para que Yahweh le conceda el permiso, aunque se me dejó claro que en ciertas circunstancias el permiso es concedido. De cualquier forma, el permiso concedido para trabajar en niños debajo de la edad de uso de razón es raramente concedido. (Pongan atención a esto padres, las cosas están cambiando, puertas satánicas han sido abiertas... en la mayoría de los casos por los propios padres) La mayoría del tiempo a satanás le es negado este permiso, pero en estos días finales podemos esperar y vemos un aumento substancial en la actividad demoníaca, no sólo en los adultos sino también en los niños. Esta actividad demoníaca en aumento es lo que Yahshua nos advirtió en Yojanán Mordejai/Marcos 13:22 cuando El habló de los increíbles milagros que el falso profeta haría en los últimos días. Es difícil comprender por qué Yahshua permitiría a los demonios trabajar a través de niños.

“Aparecerán falsos Mashíaj y falsos profetas, haciendo señales y maravillas con el propósito, si fuera posible, para llevar a los escogidos por camino errado.” (Yojanán Mordejai/Marcos 13:22)

Los demonios que están reservados en cadenas no obtuvieron este permiso para sus actividades lo que violó las restricciones establecidas por el Todopoderoso. Sus actos ilegales están registrados en Bereshit/Génesis 6:1-8:

“Al tiempo, cuando los hombres empezaron a multiplicarse en la tierra, e hijas fueron nacidas a ellos, los hijos de Elohim vieron que las hijas de los hombres eran atractivas; y ellos tomaron esposas para sí, cualquiera que escogieron. YAHWEH dijo: Mi Espíritu no permanecerá entre estos hombres para siempre, porque ellos son carne; por lo tanto, sus días serán 120 años. Ahora los gigantes estaban sobre la tierra en aquellos días, y después de eso, cuando los hijos de Elohim se llegaron a las hijas de los hombres, y ellos engendraron hijos a ellas; aquellos fueron los gigantes de la antigüedad, hombres de renombre. YAHWEH vio que la gente en la tierra era demasiado perversa, y todas las imaginaciones de sus corazones eran siempre solamente de maldad. YAHWEH lo llevó al corazón que El había hecho al hombre sobre la tierra; y lo ponderó profundamente. Y YAHWEH dijo: Raeré de la faz de la tierra al hombre, la cual Yo he hecho; desde hombres a ganado, y desde cosas que se arrastran a las criaturas que vuelan en el cielo; porque estoy exasperado que Yo jamás los hice. Pero Noaj encontró gracia a los ojos de YAHWEH.” (Bereshit/Génesis 6:1-8)

Por no haber obtenido permiso, recibieron castigo inmediato. Castigo específico para el diablo y sus ángeles, está establecido para el final de los tiempos y es registrado en Revelación/Apocalipsis 20:1-3, como ustedes bien saben, el lago de fuego y azufre fue creado para el diablo y sus ángeles como su destino final.

“Después vi un ángel bajando del cielo, que tenía la llave del abismo y una gran cadena en sus manos. El prendió al dragón, esa serpiente antigua, que es el demonio y ha satán, y le ató por mil años. Lo arrojó al abismo, lo encerró, y puso un sello sobre él, para que ya no pudiera engañar a las naciones, hasta que fueran cumplidos los mil años. Después de esto, tiene que ser desatado por un poco de tiempo.” (Revelación/Apocalipsis 20:1-3)

En esta época debemos estar en guardia contra las asechanzas de satanás, en contra de cada dardo de fuego, de engaño y de tentaciones que son permitidas dentro de las limitaciones establecidas por el Todopoderoso. Hay un tiempo límite que Yahweh estableció durante el cual los demonios se les ha permitido trabajar, pero ese período de tiempo todavía no ha sido completado. Como nacidos de nuevo tenemos la posibilidad de atarlos bajo la autoridad de Yahshua, sin embargo, esto NO es permanente. Nosotros NO PODEMOS atarlos en el abismo, o en el infierno, porque sólo Yahweh-Yahshua puede hacer esto. Es por esto que es tan importante para una persona que recién ha sido liberada ser apropiadamente instruida, que debe permanecer en la voluntad de Yahweh, en la obediencia a la Toráh (Sus Instrucciones) y evitar así ser afligidos nuevamente. Un nacido de nuevo PUEDE echar fuera demonios de una persona perdida, pero amenos que esa persona acepte ser salva por Yahshua y permanezca en obediencia a Su Palabra, la posibilidad de que sea poseída nuevamente seguirá ahí:

“Cuando un espíritu inmundo sale de una persona, viaja por lugares secos buscando descanso y no lo encuentra. Entonces se dice a sí mismo: Regresaré a la casa que dejé. Cuando regresa, se encuentra la casa desocupada, barrida, limpia y en orden. Entonces va, y reúne siete espíritus más malvados que él, y todos juntos se meten a vivir allí; así que al final la persona está peor que lo que estaba. Así será para esta generación que no guarda la Toráh.” (Mattityah/Mateo 12:43-45)

Los demonios son reales, individuales, seres espirituales y son ellos los que manipulan toda la maldad en el mundo presente. Esto se me fue mostrado mientras yo estaba en el espíritu viajando a través de las calles de la ciudad y mirando con horror mientras los demonios iban a sus tareas de corromper a los humanos.

Aunque los humanos también son seres espirituales, estamos confinados en cuerpos humanos. La gran batalla espiritual que se pelea es entre el "espíritu del hombre" y las "fuerzas espirituales" de maldad dirigidas por satanás las cuales contienden por el control y la manipulación de nuestros cuerpos físicos carnales. Nuestros espíritus luchan mediante la fe y a través de nuestra voluntad soberana; mientras que el diablo y sus ángeles caídos luchan por medio de engaño, astucia, con trucos, mañas y tentaciones. No deben ustedes cometer errores en cuanto a esta guerra o las armas involucradas porque las Escrituras son claras y enfáticas en ambas cosas. De hecho vi a estos demonios peleando por el control del cuerpo de ese humano.

Puede parecerles a ustedes que el género humano está totalmente dominado y agobiado por estos espíritus porque ellos pueden ver y oír todo lo que pensamos, lo que hacemos; mientras que nosotros estamos totalmente desapercibidos de cualquiera de sus actividades. Es ciertamente muy difícil enfrentar a un enemigo al cual no podemos ver, oír, y sentir, pero siempre y cuando ustedes confíen en Yahshua, ¡no tienen nada que temer! A veces, hasta el nacido de nuevo más fuerte, podrá tener dudas acerca de su existencia o actividades, lo que hace las cosas aun más fáciles para ellos. Sin embargo, al hombre no se le ha dejado desprovisto. Siendo hechos a la imagen misma de Yahweh Elohim, el hombre, como el Todopoderoso, tiene su propia y soberana voluntad y no hay espíritu que pueda violar eso sin el permiso especial de la persona misma. Es por esto, que estos demonios han desarrollado grandes habilidades de engaño. El principio básico de operación es hacer que algo maligno se vea como deseable, hermoso, y sobre todo como algo posible para que la persona tentada baje su guardia y acepte cualquier cosa que venga usada para causar el fin final que es el PECADO. Una vez que la persona es engañada, se vuelve más fácil que el engaño persista. En el caso de la posesión, se vuelve más fácil para el demonio mantener el control.

Otra gran defensa con que el hombre cuenta es su ángel guardián. El ángel guardián no es asignado a todo el género humano, sino sólo a aquellos que han sido SALVADOS POR YAHSHUA Y PERTENECEN A YAHWEH. Recuerden, de la misma manera en que los demonios, los ángeles no pueden violar la voluntad de una persona por lo cual es por qué sus actividades se reservan a proteger desde fuera en lo posible la propia voluntad de la persona. El arma más grande y eficaz con que el hombre cuenta, de cualquier forma, es siempre LA PALABRA DE YAHWEH, SUS INSTRUCCIONES. En su descripción de las armas usadas en la guerra espiritual, Pablo insiste que la PALABRA DE YAHWEH (EFESIOS 6:11-18) como la única arma ofensiva que el ser humano tiene.

“Usen toda la coraza y las armas que YAHWEH provee, para que puedan permanecer firmes frente a las tácticas de decepción de ha satán. Pues no estamos peleando contra seres humanos, sino en contra de los gobernadores, autoridades y poderes cósmicos que gobiernan las tinieblas, contra las fuerzas espirituales de maldad en dominios celestiales. Así que cojan todo instrumento de guerra que YAHWEH provee; para cuando venga el día malo puedan ser capaces de resistir; y cuando la batalla esté ganada todavía estén firmes. ¡Por lo tanto, estén firmes! Tengan el cinto de la verdad abrochado alrededor de sus cinturas, pónganse el pectoral de justicia, y usen en sus pies la buena voluntad de las Buenas Noticias de Shalom. Siempre carguen el escudo de la confianza con el que podrán extinguir las flechas ardientes del Maligno. Y tomen el casco de salvación; juntamente con la espada dada por el Espíritu, esto es, la Palabra de YAHWEH; mientras oran en todo tiempo con todo tipo de oraciones y peticiones en el Espíritu, vigilante y persistente por el pueblo de YAHWEH.” (Efesios 6:11-18)

Aunque bastamente y sin número de estos espíritus malignos (miles contra un solo individuo), el hombre es adecuadamente preparado para la batalla. Precisamente por su soberana voluntad, ángeles guardianes, y la PALABRA DE YAHWEH, el hombre tiene una defensa superior y es mucho más potente en la batalla por su alma que los demonios. Es por esto, que digo a todos: ¡si tú estás firme y eres serio en tu compromiso por luchar esta batalla y ganar, no temas! tu comandante en jefe, maestro, sanador y sustentador YAHWEH-YAHSHUA nunca, NUNCA, te dejará ni te desamparará.


EL CAMINO A CASA

Cuando los ángeles decidieron que ya había visto suficiente de los demonios en su trabajo en este mundo físico, fui llevado de regreso al Segundo Cielo sólo pasando a través de la pared divisoria. Una vez de regreso al Segundo Cielo, mis acompañantes me guiaron en la dirección del Tercer Cielo y finalmente me dio tanta alegría. Después de todo, ese era el lugar a donde yo quería ir todo ese tiempo. Aun en esta estancia, mi vida física era mi preocupación primordial.

De repente llegamos al lugar más hermoso. Ya se que ya he reportado cuán terrible era el Segundo Cielo, así que ya se imaginarán qué sorprendente era encontrar algo hermoso allá. El Todopoderoso no me permitió retener en mi memoria por qué este lugar era tan hermoso. Pero yo sólo puedo recordar que era el lugar más hermoso que jamás haya visto. Este lugar se veía como un túnel, como un camino, un valle o un tipo de carretera. Tenía la luz más brillante que emergía de él mismo y estaba rodeado de un escudo invisible. Supe que ese escudo invisible era la protección del Espíritu.

Caminando en este túnel, o a lo largo de este túnel, o valle, o lo que fuera que era, vi lo que me parecieron seres humanos. Le pregunté a mi acompañante quienes eran. El me dijo: Son Kadoshim (apartados, puros) que van de camino a casa. Estos eran los espíritus de los nacidos de nuevo que habían muerto en la Tierra y ellos iban de camino a casa. Estos Kadoshim estaban acompañados de al menos un ángel guardián, y algunos tenían a todo un grupo de ángeles con ellos. Me pregunté por qué algunos Kadoshim eran acompañados de un ángel mientras que otros de muchos. Estaba mirando como los Kadoshim pasaban a través del camino que todos los Kadoshim deben caminar para llegar a casa. Aquí estaba, el pasaje de la Tierra al Tercer Cielo. Encontré que sólo espíritus "autorizados" eran permitidos pasar a través de ese túnel. Ningún demonio era permitido aquí.

Cuando mi acompañante había terminado de explicarme del camino de los Kadoshim a casa. Comencé a pasar por ese túnel. El ángel me detuvo y me dijo que teníamos que pasar a uno de los lados del túnel, y no por dentro de él. Viajé, entonces en un camino paralelo pero pegado al túnel, donde estaban los Kadoshim. Cuando estábamos viajando aquí a lo largo y a un lado del túnel, no nos movíamos a la "velocidad del pensamiento", sino que en lugar de eso, viajábamos como flotando en una nube, en otras palabras, no había alguna nube pero la sensación de viajar así se sentía como si estuviéramos flotando en una nube.

Podía ver Kadoshim a toda hora, moviéndose a lo largo de ese túnel. Eran en las características y formas humanas, aunque no pude detectar alguna raza, edad o sexo en particular. Todos vestían de la misma manera, con túnicas que parecían estar hechas por dos piezas. Tenían una blusa o camisa holgadas. El color de las túnicas era de un pastel, como azul bebé, con una de las piezas de la túnica más brillante que la otra, el azul era tan claro que era casi blanco. Me di cuenta de que estos Kadoshim que estaba mirando no habían recibido todavía sus cuerpos glorificados porque eso debe esperar hasta el día de la primera resurrección.

Al principio estaba decepcionado de que no se me fue permitido viajar en el mismo túnel que estos Kadoshim, pero la decepción se fue cuando se me fue dicho que íbamos al mismo lugar a donde ellos iban. Después de todo, supe que si mi vida física iba a ser extendida, debería comparecer ante el Todopoderoso. Aun en ese momento mi vida física, era la cosa más importante y primordial para mí.

Mientras viajábamos a lo largo de todo el camino, noté que los demonios se iban quedando atrás. Las puertas empezaron a divisarse y entre mas cerca llegábamos de ellas, menos los demonios se podían divisar hacia abajo. Cuando llegamos ante las puertas ya no se podía divisar ningún demonio. Aunque las puertas del Tercer Cielo se abrieron hacia fuera hasta el Segundo Cielo, ningún demonio podría venir cerca.

En lugar de permitírseme entrar, el ángel se puso enfrente de mí ante las puertas, se hizo a un lado. Me instruyó a quedarme ahí y esperar y mirar cómo los Kadoshim comenzaban a entrar en el Paraíso; noté algo extraño, eran permitidos entrar de uno por uno, uno sólo a la vez. No se les permitía entrar de dos en dos a través de esas puertas al mismo tiempo. Me pregunté acerca de ellos, pero nunca se me explicó por qué. He estudiado acerca de esto seguido desde que regresé y creo que ahora se por qué tenía que ser así. Creo que esto es un tributo o un saludo a cada individuo. Después de todo, cada individuo hizo la decisión personal usando de su libre albedrío. Recuerden, se me ha señalado enfática y específicamente que nosotros, como imágenes del Elohim viviente, poseemos una voluntad soberana a través de la cual tenemos el derecho de decidir nuestro propio destino.

Mientras los Kadoshim eran admitidos, me preguntaba por qué no era yo permitido hacer lo que venía a hacer a este lugar. Estaba tan impaciente por llevar mi petición ante el Todopoderoso que perdí totalmente el sentido de lo que estaba viendo en ese momento. Y este punto era tan importante que El Espíritu me dijo por sí mismo. Miré 50 Kadoshim entrar al Paraíso pero el punto que me perdí fue el tiempo que esto implicó. Se me explicó que al mismo tiempo que esos Kadoshim murieron en la Tierra también murieron otras 1950 personas; es decir que sólo 50 de esas 2000 personas lograron llegar al Paraíso. Los otros 1950 no estaban ahí. ¿Dónde estaban? ¡Eso significa que sólo el 2,5% llegó al Paraíso y el 97,5% no llegaron! ¿Tiene esto alguna representación o conexión de la condición mundial hoy en día? Si es así, el 97,5% de la población en todo el mundo ahora mismo no está lista para encontrarse con Yahweh. La parte triste, mi amigo, es exactamente una representación de la comunidad Mesiánica de Laodicea en la cual estamos viviendo actualmente. Estamos ahora en el tiempo donde la gran mayoría de los nacidos de nuevo profesantes son sólo "profesantes de palabra" y no "profesantes de corazón".

“Escribe al ángel de la comunidad Mesiánica de Laodicea: He aquí el mensaje del Amén, el testigo lleno de fidelidad y verdadero, el gobernador de la creación de YAHWEH: Yo sé lo que estás haciendo: No eres caliente ni frío. ¡Cuánto quisiera que fueras uno o el otro! Así que, porque eres tibio, ni frío ni caliente, ¡Yo te vomitaré de mi boca! Te mantienes diciendo: Yo soy rico, me he hecho rico, ¡no necesito nada! ¡No sabes que eres un desgraciado, das lástima, pobre, ciego y desnudo! Mi consejo a ti es que compres de mí oro refinado por fuego, para que puedas ser rico; y ropas blancas, para que puedas vestirte, y no te tengas que avergonzar de tu desnudez; y colirio para ungir tus ojos, para que puedas ver. ¡En cuanto a mí, Yo reprendo y disciplino a todos los que amo; así que esfuércense y vuélvanse de sus pecados! He aquí, Yo estoy en pie a la puerta llamando. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, Yo entraré en él, y cenaré con él, y él cenará conmigo. Yo permitiré al que gane la victoria, se siente conmigo en mi trono, así como Yo he ganado la victoria, y me he sentado con mi Padre en su trono. Los que tienen oídos, oigan lo que el Espíritu le está diciendo a las comunidades Mesiánicas.” (Revelación/Apocalipsis 3:14-22)

Al principio, decidí que no iba a tratar de convencer a nadie de todo lo que vi y oí. Sin embargo, me gustaría ofrecer como evidencia la parábola del sembrador como la dijo Yahshua en el capítulo 13 del libro de Mattityah/Mateo:

“Aquel mismo día, Yahshua salió de la casa y se sentó a la orilla del lago; pero se reunió una gran multitud alrededor de El, tanta que se subió a un bote y se sentó, mientras la gente se quedó en la orilla. Y les habló muchas cosas por medio de parábolas: Un campesino salió a sembrar sus semillas. Y al sembrar, algunas semillas cayeron junto al camino, y los pájaros vinieron y se las comieron. Otras semillas cayeron entre partes rocosas, donde no había mucha tierra. Esta semilla brotó muy pronto, porque la tierra no era profunda. Pero al salir el sol, quemó las plantas ya jóvenes; y como sus raíces no eran profundas, se secaron. Otras semillas cayeron entre espinos; y los espinos crecieron y las ahogaron. Pero otras cayeron en buena tierra, y dieron buena cosecha; cien veces, sesenta veces o treinta veces de lo que se había sembrado. ¡Los que tienen oídos, que oigan!” (Mattityah/Mateo 13:1-9)

Si ustedes leen este capítulo con detenimiento, notaran que 3 fuera de las 4 personas que oyeron el evangelio lo echaron por tierra. Eso es el 75% si ustedes lo ven así. Pero yo estoy diciendo aquí que ¡3 de cada 4 personas que se molestaron en oír el mensaje del evangelio lo echaron por tierra!, ellos han creído una mentira de satanás y han sido totalmente engañados. ¡Ellos han sido guiados a creer algo que no es la verdad y han sido engañados por satanás para rechazar el evangelio!, ¡pongan a los 75% que rechazaron el evangelio junto con los que ni siquiera se quisieron molestar en oír la verdad y obtendrán la abrumadora suma de 97,5% de la población hoy!
Mientras contemplaba este hecho. Ahora entiendo el disgusto de Yahshua con las comunidades Mesiánicas del tipo de Laodicea. También entiendo ahora claramente los versos de las Escrituras en Mattityah/Mateo 7:22-23 que describe cuántas personas van a estar delante del Trono en el Juicio suplicando:

“En aquel Día muchos me dirán: ¡Mi Señor, Mi Señor! ¿No profetizamos en Tu Nombre? ¿No echamos fuera demonios en Tu Nombre? ¿No hicimos muchos milagros en Tu Nombre? Entonces les diré en su propia cara: ¡Nunca los conocí! ¡Apártense de mí, transgresores de la Toráh! (Mattityah/Mateo 7:22-23)

EL RUDO DESPERTAR

Mi acompañante me pidió permanecer a un lado de las puertas y presentar mi caso. El me aseguro que el Todopoderoso oiría y contestaría mi petición. Mientras estaba parado junto a las puertas, el sentimiento de gozo, felicidad, y contentamiento radiaban desde el Paraíso. Podía sentir el calor que esto producía y mientras yacía ahí para presentar mi demanda pude sentir el impresionante poder del Todopoderoso, ningún ser podría estar ante El, aun cuando una puerta nos separaba así como yo estaba era imposible no experimentar ese poder indescriptible, energía, fuerza y majestad. Al principio tuve una sensación de temor, algo así como culpabilidad que siempre se produce en mí cuando creo que me he impuesto ante otros. En los ojos de mi mente yo Lo visualizaba ocupado y que estaba abrumado conmigo por distraerlo de cosas o tareas importantes. Entonces, inmediatamente cuando ese sentimiento de culpa vino, paso de mí, y me vino una fuerza, una valentía en mi creer que Le había servido fielmente por muchos años. ¡Para mí, yo estaba convencido, que esta petición mía estaba ya garantizada!

Valientemente vine ante el Trono y empecé por recordarle a Él cuán grande vida llena de amor, adoración, y sacrificio había yo vivido para Él. Le dije de todos los trabajos que había hecho y los que faltaban por hacer y que ahora estaba realmente en problemas y que solo Él podría ayudar a estos trabajos concediéndome una extensión de mi vida física en la Tierra. Él estaba totalmente en silencio mientras yo hablaba. Cuando terminé de decir mi petición, oí Su voz real y audible mientras Él me contestaba.

La voz que oí no era como la dulce voz que satanás había usado para engañarme antes en el valle. Ustedes podrían poner juntos el ruido de todas las tormentas, volcanes, tornados y huracanes ¡y todos esos ruidos juntos de ninguna manera podrían imitar lo que yo oí! El sonido de Su voz no era de ninguna manera la dulce voz que comenté con anterioridad, el sonido de Su voz llegó hasta mí desde las puertas aun antes de que las palabras me golpearan. El tono de Su enojo me noqueo y caí con mi rostro en la tierra, mientras Él proseguía a decirme la clase de vida que realmente estaba yo viviendo. Él me dijo lo que realmente pensaba de mí y aun acerca de otros que han hecho y hacen como yo había estado haciendo. Él me señaló enfáticamente que mi fe estaba MUERTA, que mis obras NO ERAN ACEPTABLES, y que había trabajado EN VANO. Me dijo que era una abominación para mí vivir de tal forma y después atreverme a llamarla una vida de adoración. Y no sólo eso, me dijo que todos los que hacen así, están en peligro de experimentar Su gran y final ira para los últimos tiempos. Mientras Él trataba conmigo, me mostró Su ira, no la ira reservada para los últimos tiempos. Dijo que hay algunos que van a experimentar esa ira.

¡No podía creer que Él me estaba hablando a mí de esa manera! ¡Yo le había servido por años! ¡Yo creía que había vivido la vida sólo complaciéndolo a Él! Mientras Él enumeraba mis faltas, estaba totalmente seguro de que Él me estaba confundiendo con alguien más. No tenía ni me quedaban mas fuerzas en mí, ni siquiera para moverme, o protestar, y aun hasta ya me estaba llenando de pánico dentro de mi mismo. ¡De ninguna manera puede estar hablando de mí! ¡Todos estos años que pensé que estaba haciendo trabajos para Él! Y ahora Él me estaba diciendo que todo lo que había hecho, lo hice para mí mismo. Aun cuando predicaba y testificaba acerca de la gracia salvadora de Yahshua, hacía todo eso sólo para mí mismo, sólo para que mi conciencia se callara. En esencia, mi primer amor y mis primeras obras habían sido sólo para mi mismo. Para mis propias necesidades y deseos que estuvieran completos o satisfechos, y para silenciar mi conciencia empezaba a hacer trabajos para Él, esto hizo que mis prioridades se salieran fuera de orden y en un orden inaceptable. De hecho, yo me había vuelto mi propio dios falso.

El dejó en claro en Sus enseñanzas que Él es un Elohim celoso, y que no tendremos ningún dios ajeno delante de Él; carne, piedra, sangre, o lo que sea, Él no va a tener otros dioses delante de Él. El Todopoderoso me dijo que Él no aceptó este tipo de adoración en los días de los Fariseos y que ciertamente no iba a aceptar este tipo de adoración en esta época de la comunidad Mesiánica de Laodicea. Él dejó bien claro en palabras y en hechos. Para que nuestros trabajos puedan ser aceptables, debemos de hacerlos en relación con Sus Instrucciones, Su Palabra, en Mattityah/Mateo 6:33 enfatiza:

“Busca primero El Reino y su justicia, y todas estas cosas se te darán también.”

Mientras el Todopoderoso me decía mis verdaderos motivos del corazón, el verso de la Escritura en Mattityah/Mateo 16:24-26 y Lucas 14:26-33 se hicieron claros como el agua para mí:

“Entonces Yahshua dijo a sus talmidim (discípulos): Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su estaca de ejecución y sígame constantemente. Porque quien quiera salvar su propia vida, la destruirá; pero quien destruya su vida por amor a mí, la encontrará. ¿De qué le servirá a alguien, ganar el mundo entero, si pierde su vida? ¿O qué puede dar alguien, a cambio de su vida?” (Mattityah/Mateo 16:24-26)

“Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos y hermanas; sí, y aun también su propia vida, no puede ser mi talmid (discípulo). Cualquiera que no cargue su estaca de ejecución y venga en pos de mí, no puede ser mi talmid. Supongan que uno de ustedes quiere construir una torre, ¿no se sienta y estima los gastos, para ver si tiene suficiente capital para completarla? Si no lo hace, entonces cuando hayan echado los cimientos, y no puedan completar la obra, todos los que vean comenzarán a burlarse de él, y dirán: Este es el hombre que comenzó a construir, pero no pudo terminar. O de nuevo, supongan que un rey va a hacer guerra contra otro rey. ¿No se sentará primero y considerará si él, con diez mil tropas, tiene suficiente fuerza para enfrentarse al otro, que está viniendo contra él con veinte mil? Si no lo ha hecho, entonces, mientras el otro todavía está lejos, manda una delegación para pedir términos de paz. Así, pues, todo aquel que no renuncie a todo lo que tiene, no puede ser mi talmid.” (Lucas 14:26-33)

En el verso 33 de este mismo capítulo Yahshua hace la siguiente declaración, la cual es la piedra angular de las dos porciones de la Escritura previamente citadas: “Así, pues, todo aquel que no renuncie a todo lo que tiene, no puede ser mi talmid.”

Sólo ahora que yo estaba parado ante Él, esas dos porciones de la Escritura se volvieron claras como cristal para mí, entendí sus significados. Mientras Él me dijo acerca de MIS VERDADEROS MOTIVOS, pude ver claramente por primera vez como MIS OBRAS estaban MUERTAS. Porque Él estaba dejando caer Su ira sobre mí, no podía permanecer en pie, o hablar, no me había quedado nada de fuerzas en mí, no era nada mas que un trapo mojado y mentiroso, allí en agonía. De hecho, era afortunado para mí que ésta no era la cólera eterna del Todopoderoso, solamente cólera temporal. Sin embargo, en ese tiempo no sabía que ésta era solamente temporal.

Necesito enfatizar también que en ningún momento en el cual Él me estaba corrigiendo nunca me dijo que yo no fuera salvo o que mi nombre no estuviera en el Libro de la Vida del Cordero. Nunca me mencionó la salvación sino sólo las obras muertas que estaba produciendo en mi vida. Me estaba diciendo que el tipo de vida que estaba yo viviendo no era aceptable y que era un tipo de vida inaceptable para un verdadero nacido de nuevo. Mientras me hablaba de mis obras muertas, me indicó que hay ciertas personas que no son salvas pero que ellas creen que lo son. Estas son las que van a experimentar Su ira eterna. También me dejó en claro que hay otros de Sus hijos que se van a encontrar en la misma condición en el día del Juicio. Esto me reveló el verdadero significado de 1 Corintios 3:10-15 que dice: “Ustedes, la gracia que YAHWEH me dio, yo puse los cimientos como un perito constructor, y otro edifica encima. Pero que cada uno tenga cuidado como construye. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que ya está puesto, el cual es Yahshua Ha Mashíaj. Algunos usarán oro, plata, piedras preciosas para edificar sobre este cimiento, mientras otros usarán madera, hierba, paja. La obra de cada uno se demostrará por lo que es; aquel Día la declarará, porque será revelada por el fuego, el mismo fuego probará la calidad de la obra de cada uno. Si la obra que se ha edificado sobre el cimiento sobrevive, recibirá una recompensa; si se quema, tendrá que sufrir la pérdida, si bien escapará con su vida, pero será como escapar a través del fuego.”

El primer instante cuando estaba entrando al Tercer Cielo, el ángel me detuvo. En ese momento él no me dijo que no podía entrar. El sólo dijo que si yo entraba ahí no podría salir otra vez y que tendría que permanecer ahí hasta que el Todopoderoso me trajera de regreso con Él. Noten que yo mismo hice la decisión de no entrar al Paraíso sino de que se me restaurara mi vida física. No había considerado que yo mismo había hecho esa decisión en ese tiempo. Yo pensaba que había vivido haciendo la voluntad de Elohim y no estaba pensando en términos de trabajos sin terminar. Mi decisión estaba únicamente basada en mis motivos egoístas.

No hay palabras que puedan describir el dolor que sentía cuando esa ira de Elohim caía sobre mí, la agonía era totalmente fuera de mi imaginación, y el remordimiento que sentía me producía una carga bien bien pesada muy similar a la sensación de estar llevando una pesada carga física, como una enorme piedra tan pesada que casi me estuviera partiendo en dos. Mi debilidad se hacía cada vez mayor, hacía esfuerzos tremendos con mi mente para poder retener lo que Él me estaba diciendo y recordar cada incidente. Él no deja ningún lugar para el error y eso también incluye todo lo que pasa por nuestros pensamientos.

La sorpresa era tan abrumadora en magnitud que mis sentidos estaban casi totalmente perdidos. Mi fuerza me dejó de inmediato, algo así como si me hubiera golpeado un rayo. Aun si Él hubiera cesado de hablar y dejarme hablar a mí en propia defensa, no hubiera podido hacerlo. No tenia ninguna fuerza en lo absoluto que pudiera yo usar para sacar alguna palabra de mi boca, ni aun fuerza en mi mente para proyectar alguna idea. En mi mente estaba yo solo negando constantemente lo malo que había hecho en mi vida, sabiendo el hecho de que yo había cometido todo eso. Mi conciencia estaba dormida pero mi mente no lo estaba.

Lentamente, empecé a absorber todo aquello. Recuerden como la Biblia nos dice no tener otros dioses delante de nosotros. Yo había pensado que el más Alto Elohim era el único Elohim de mi vida, pero no estaba yo haciendo la parte de la Escritura donde nos dice que si nosotros permitimos que haya otras cosas en medio de Elohim y nosotros (no importa lo que sea) eso se vuelve nuestro "dios". ¡Me di cuenta que cada día de mi vida guardaba toda mi devoción solo A MI MISMO! Mi vida entera estaba yo preocupado por mis necesidades primeramente, y luego ya después me preocupaba qué era lo que Él quería de mí. El dinero para ayudar a la comunidad, los pobres, o cualquier otra cosa era algo secundario, porque yo era MI PROPIO "dios". Naturalmente, el diablo estaba contendiendo conmigo permitiéndome estar en esa condición, porque mientras yo permaneciera en esa condición, yo era un instrumento totalmente inútil para Yahweh o para Su Reino.

Permití que esto ocurriera porque yo era realmente indiferente a las cosas de Yahweh. Era demasiado incómodo cambiar y estaba convencido que podía seguir así mientras no tuviera realmente que hacer algo (algo como el mandamiento de Yahshua de NEGARME A MI MISMO, y tomar mi estaca de ejecución cada día y SEGUIRLO A EL). Por esta razón, mi vida era un desperdicio y totalmente nada en los ojos de Él.
Espero que ustedes entiendan lo que yo estoy tratando de decir aquí, porque es todo el punto de este capítulo. El punto es que nosotros debemos de probar que realmente somos nacidos de nuevo, primero examinándonos a nosotros mismos, examinar nuestros motivos detrás de cada acción en nuestras vidas, y después arrepentirnos y re-comprometernos con Él de seguirlo cada día. Cuando nosotros decidimos servirlo PRIMERO A EL, esta decisión debe ser seguida de ACCION, de otra manera será totalmente inútil como si no hubiéramos tomado ninguna decisión de hacerlo en primer lugar.


MI VERDADERO PADRE

Cuando el Todopoderoso estaba conmigo, la entrevista se terminaba tan pronto como yo ya estuviera totalmente apagado, no se me permitió rezagarme o aún reflexionar en lo que Él dijo. Los ángeles me llevaron inmediatamente lejos como si estuviera como trapo mojado que no tenía ninguna fuerza en mí. Aniquilado totalmente, no podía incluso recolectar mis propios pensamientos.

Los ángeles me cargaron de regreso al Segundo Cielo, a través de la pared dimensional, y en el cuarto del hospital donde mi cuerpo yacía. No fue sino hasta que llegue a la cama en la cual mi cuerpo estaba que recobre mi compostura. Cuando la recobre, protesté con vehemencia: ¡NO! ¡NO! Les dije a los ángeles, ¡Él no me contesto! ¡Él no me dijo que sí a mi petición! por favor, oh por favor, ¡llévenme de regreso! Les rogué a los ángeles.

Elohim, es un Elohim de orden y Él nunca va a hacer nada arbitrariamente. Desde que Él tenía planeado toda esta experiencia desde el principio, los ángeles se conformaron con mi petición de llevarme de regreso. Él estaba tratando conmigo amablemente y tiernamente a través de su GRAN AMOR, sabiendo que era necesario para mí experimentar para que así se me pudieran caer las escamas de los ojos. Durante el tiempo en que Él me dejaba sentir Su enojo, pensé que esa ira era terrible y dolorosa. Me di cuenta después que no era nada en comparación con el dolor que los perdidos van a experimentar cuando ellos reciban Su verdadera y eterna ira.

Mientras íbamos de camino al Tercer Cielo, iba yo pensando en que razón lógica o una razón legítima por la cual basar mi petición en este caso. Él ya me había dicho que mi vida había sido un fracaso, por eso, no podía ofrecer ya mi vida pasada como una evidencia de mis intenciones de servirle. De una manera u otra, me vino al pensamiento Ezequias. Cuando Yahweh le envió palabra de ordenar su casa, él lloró y oró y Elohim lo oyó. Yahweh le extendió su vida por 15 años más. Recuerdo por mis estudios acerca de él que Ezequias era del tipo "buen viejo", muy similar a mí. Recordé que él tenía buenas intenciones en su corazón pero como tenía problemas para reflejar esas intenciones en su vida diaria. Como esto parecía ser más o menos el mismo tipo de situación y el mismo tipo de problema que yo enfrentaba en mi propia vida, concluí que Elohim había tratado con Ezequias basado en sus intenciones de su corazón. Y por este motivo concluí que este razonamiento sería la base para mi ruego.

Fui llevado otra vez al Tercer Cielo, al mismo lugar en donde había estado, en donde había presentado mi caso. Solo que no tan valiente como la primera vez, recordé cómo la ira de Elohim me dejó en el suelo antes que me diera cuenta de ello. De cualquier forma, le había pedido un favor a Él y Él no había dado respuesta. Queriendo Su respuesta no importaba cual fuera esta, empecé tímidamente a presentar mi caso nuevamente. Esta vez Él no me noqueo, me dejó hablar. Él no me habló con ira sino que empezó a contestarme con un tono de compasión que al final se volvió dolor.

Abrí mi petición comenzando por citar las Escrituras al Todopoderoso, empecé diciéndole todo acerca de Ezequias. Le dije que yo suponía que Ezequias era un "buen viejo", que las intenciones de su corazón eran puras, pero que parecía que el tenía problemas para demostrarlas en su vida diaria y en sus acciones. Aquí iba yo, un nada e insignificante y la más pequeña criatura de todo el universo, intercambiando palabras con el gran y maravilloso Elohim que lo creó todo.

Le dije: Padre, si tú me concedes esta petición, te prometo que trataré de mejorarlo todo.

Él me contestó: Howard Pittman, tu has prometido antes. No tuvo que decir alguna otra palabra, ahí estaba todo, todas las promesas que yo le había hecho a Él en mi vida pasada. Ninguna de ellas había podido cumplir. De alguna manera u otra, las había roto todas. Con nada más que decir, ninguna otra palabra en mi vocabulario, ningún lugar a donde ir, caí de rodillas delante de Él. Todo lo que pude decir, fue "Amen" para mi propia condenación. Sabía que si en ese momento Él me confinara a los abismos del Infierno, sería sólo para decir "Amen" a mi propia perdición.

En ese momento Él no demandó justicia, sino mostró misericordia para conmigo. Las escamas me cayeron de los ojos y mi alma estaba de repente llena de luz. Ese poderoso, impresionante, y consumidor Elohim no era evidente ahora. Ahí en el Trono estaba yo tratando con MI VERDADERO PADRE. Elohim no era ya más un Elohim distante, sino real, un padre genuino. La verdad de que Él era mi verdadero Padre y mi mejor amigo me llegó de repente por primera vez en mi vida. La maravillosa relación que yo había disfrutado con mi padre carnal y el maravilloso amor que habíamos compartido el uno por el otro me vino a la memoria pero este era multiplicado por 1000 veces más. Ahora estaba con mi verdadero Padre, el que me amaba tanto que había dejado toda Su creación para tratar conmigo, el hijo prodigo.

Por primera vez en mi vida, vi con los ojos de mi mente quién es verdaderamente el Todopoderoso. Por primera vez vi a Elohim como Él realmente es, mi Padre real, mi mejor amigo. Mientras este conocimiento fluía a través de mi alma, un gran dolor y pena también vino sobre mí. Pena vino cuando me di cuenta de que a través de mi desobediencia bahía lastimado a mi Padre. De hecho este sentimiento me produjo dolor físico que no era sólo un sentimiento de culpa sino un dolor real, similar al que uno experimentaría en la carne cuando uno recibe un golpe físico. En este momento, Elohim empezó a tratar conmigo también en pena y el tono de Su voz ya no era de compasión sino de pena y dolor. De repente me di cuenta de que Él también sentía dolor. Él tenía dolor por que yo sentía dolor. Siendo Elohim y el verdadero Elohim, Él tuvo que dejarme sufrir el dolor y no lo quitó de mí, pero aunque me permitía sentir este dolor, Él no me permitía llevar este dolor solo, Yahweh el más Altísimo, el más Supremo, el Creador de todo, el Padre celestial no me dejaría sufrirlo solo.

Y fue en este momento donde comprendí que mi vida física en la Tierra no era tan importante después de todo. Lo que realmente me importaba en ese momento era lo que mi Padre quería. Su voluntad se volvió de repente el primer lugar en mi prioridad y mi vida física ya no me importaba tanto. En ese momento fue cuando Él me dio la vida nuevamente en mi cuerpo físico. Sólo cuando alcance ese lugar en el que mi vida no significaba nada para mí, entonces Yahweh me la dio de regreso. Ahora que el hijo prodigo había regresado, el Padre podía hablar finalmente. Él pudo decirme lo que el viaje al Paraíso significaba y que Él tenía un mensaje importante que yo tenía que decir a la gente en la Tierra.


¡¡DESPIERTEN!!

Y ahora se los repito yo a ustedes punto por punto, todos los cinco puntos que Él me dio para entregarlos a este mundo presente:

Punto número 1:
Para aquellos que se llaman a sí mismos nacidos de nuevo, esta es la época de la comunidad Mesiánica de Laodicea en la que estamos viviendo actualmente. Una gran mayoría de los que se hacen llamar "nacidos de nuevo", están, de hecho, viviendo una vida de engaño. Ellos hablan de “Jesús” y están jugando a la "iglesia" pero en realidad no viven a la manera de Yahshua y Su Palabra. Ellos claman ser nacidos de nuevo pero viven como el diablo quiere. Ellos han creído las grandes mentiras de satanás el cual les dice que todo está bien y que ellos están bien así. El les dice que está bien ir a “la iglesia los domingos” y atender a “servicios” entre semana, pero lo que resta del tiempo, se la pasan tratando de conseguir todo lo que puedan sacar de esta vida. Por lo que concierne a “su vida como creyentes”, están muy cómodos y no tienen “necesidad de nada” y consecuentemente son solamente creyentes tibios ¡si se les puede llamar “creyentes”!

Punto numero 2:
Satanás es un diablo personal.

Punto numero 3:
A todo el mundo entero, estos son los días de Noe. Como fue en los días de Noe, así será en los días de la venida del Ben Ha Adam (del Hijo de Adam, Yahshua el Mesías). Los humanos no tomaron en cuenta lo que Noe estaba diciendo, ni tampoco creyeron que algo fuera a cambiar. Los humanos podían ver las nubes de la tormenta sobre el horizonte, y aun así no creyeron que la lluvia era inminente. Noten el paralelo sorprendente el día de hoy. La humanidad puede ver todas las señales en estos últimos días, aun así la humanidad no cree que nada va a cambiar. No cree en la inminente venida de nuestro Adón Yahshua Ha Mashíaj y no se está preparando para encontrarse con Él.

Punto numero 4:
Para los que se hacen llamar nacidos de nuevo, ellos se supone que son embajadores de Yahshua aquí en la Tierra. Uno no puede dar un testimonio verdadero o tener poder en su vida a menos que uno viva su fe, su confianza en Yahshua, todo el tiempo, todos los días, 24 horas al día, 7 días a la semana. Para ser un verdadero nacido de nuevo uno debe vivirlo, no sólo hablarlo. Honrar a Yahweh con tus labios y no con tu corazón no es aceptable. Aquellos que aceptan la responsabilidad de enseñar, predicar, o cualquier rol de liderazgo van a tener mucho por qué dar cuentas.

Punto numero 5:
Yahweh está ahora en el proceso de reclutar un ejército con el cual Él va a sacudir al mundo una vez más. Trabajando a través de sus soldados, Él va a producir grandes milagros que van a hacer que tiemble la actual organización llamada "religión organizada" que está ahora en el presente mundo. Estos soldados que Yahweh está reclutando ahora van a demostrar el poder de Yahweh Elohim en una intensidad mucho mayor de lo que la demostraron los discípulos en la era del Pentecostés. El reclutamiento ya ha comenzado porque Él está a punto de realizar grandes milagros a través de este ejército que nos prometió en la Biblia. Yojanán/Juan el sumergidor trajo el espíritu de Elías a este mundo y él ni siquiera se dio cuenta de que él lo tenía. Yojanán/Juan lo negó, pero Yahshua confesó que esto era así. El propósito de ese espíritu era el enderezar los caminos para la llegada de Yahshua.

“Aquí está el testimonio de Yojanán: Cuando los Yahudim (Judíos) enviaron kohanim (sacerdotes) y Leviim (levitas) desde Yerushalayim para preguntarle: ¿Quién eres tú? El fue muy sincero y expuso claramente: Yo no soy el Mashíaj (el Mesías). Entonces, ¿quién eres tú? Ellos le preguntaron. ¿Eres tú Eliyah (Elías)? No, yo no soy, él respondió. ¿Eres tú el profeta, el que estamos esperando? No, él respondió. Así que le preguntaron: ¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a las personas que nos enviaron. ¿Qué tienes que decir de ti mismo? El respondió con las palabras de Yeshayah (Isaías) el profeta: Yo soy: ¡La voz de alguien que grita clamando; en el desierto enderecen el camino de YAHWEH! Algunos de los que habían sido enviados eran Perushim (Fariseos). Ellos le preguntaron: Si no eres ni el Mashíaj ni Eliyah el profeta, entonces, ¿por qué estás sumergiendo a la gente? Yojanán les respondió: El es el que viene después de mí; ¡Yo no soy digno de ni siquiera desatarle las sandalias! Todo esto tuvo lugar en Beit-Anyah, al este del Yarden, donde Yojanán estaba sumergiendo.” (Yojanán/Juan 1:19-28)

“¡Sí! Y les digo que él es mucho más que un profeta. Este es quien el Tanaj dice: Ves, Yo envío mi mensajero delante de ti; él preparará tu camino delante de ti. ¡Sí! ¡Les digo que entre todos los nacidos de mujer, no se ha levantado ninguno mayor que Yojanán el que sumerge en agua! Sin embargo, ¡el menor en el Reino de YAHWEH es mayor que él! Desde el tiempo de Yojanán el que sumerge en agua hasta ahora, el Reino de YAHWEH sufre violencia, los violentos están tratando de arrebatarlo. Porque todos los profetas y la Toráh sólo profetizaron hasta que vino Yojanán. En verdad, si están dispuestos a aceptarlo, él es Eliyah (Elías) cuya venida fue vaticinada. ¡Si ustedes tienen oídos, entonces oigan!” (Mattityah/Mateo 11:8-15)

“Los talmidim (discípulos) le preguntaron: ¿Por qué los maestros de la Toráh dicen que Eliyah (Elías) tiene que venir primero? El respondió: De cierto Eliyah viene primero, y restaurará todas las cosas; pero Yo les digo que Eliyah ya vino, y la gente no le reconoció, sino hicieron con El todo lo que quisieron. Entonces los talmidim comprendieron que les estaba hablando acerca de Yojanán el que sumerge en agua.” (Mattityah/Mateo 17:10-13)

¡El Alef y la Tav, el Principio y el Fin, la causa de la existencia del Universo estaba lastimado porque un solo humano existente, estaba lastimado! ¡Oh, qué gran amor! ¡Qué entendimiento!, era un entendimiento más allá de cualquier entendimiento. ¡Oh cuán precioso es uno solo, pequeño, insignificante humano en la Tierra para YAHWEH!

Howard Pittman


.
((((((( EL HERALDO )))))))
.
((((((( YOUTUBE )))))))
.
((((((( CHAT LAPLUMADIVINA )))))))
.
imagen
imagen
imagen

"Porque el Ben Ha Adam vino a buscar y salvar lo que estaba perdido." (Lucas 19:10)

.
imagen